Trucos para dormir, aún cuando tenga muchas deudas

Ir a la cama con muchas preocupaciones es una de las razones por las que los colombianos no logran conciliar el sueño, pero incluso para eso hay una solución.

iStockphoto iStockphoto

No lo estamos animando a que ahora utilice el cupo de su tarjeta de crédito sin responsabilidad y que aún así, se vaya a dormir tranquilo. De hecho, ya es una señal preocupante cuando usted tiene cierto ingreso y el total de sus deudas, como el pago de arriendo, la salud, los créditos, las facturas, excede más del 70%. Si eso ocurre, su estado actual es de sobreendeudamiento y el otro 30% lo está usando en alimentación, transporte, servicios, sin que pueda destinar nada para el ahorro.

Eso está mal y de inmediato usted comienza a sentir que algo oprime su pecho, que en las noches pasa mal y no puede dormir. De hecho, en un reciente análisis realizado por Phillips se comprobó que las preocupaciones financieras es la razón que más trasnocha a los colombianos, con un 52% de las respuestas de la muestra que contestó al estudio.

Le tenemos: El dudoso y potente poder moral de la deuda

El informe de ‘Actualidad del Sistema Financiero Colombiano’ con corte a mayo de 2018 y elaborado por la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC) muestra cómo está el panorama de los créditos en Colombia. Según el documento, la cartera total (como se conoce técnicamente a todos los préstamos que toman los colombianos) muestra un desempeño positivo. En mayo de 2018, la cartera de créditos presentó un crecimiento real anual de 2,4%

El saldo total de la cartera bruta, incluyendo al Fondo Nacional del Ahorro (FNA), ascendió a $447,2 billones, con un aumento de $2,9 billones frente a abril. Por modalidad, la variación real anual de la cartera de vivienda fue 8,1%, cartera de consumo 5,3% y microcrédito 3,5%.

El indicador de calidad de la cartera total (cartera vencida / cartera bruta) se mantuvo en 4,93%. Lo anterior quiere decir que de cada 100 colombianos que tienen un préstamo, casi 5 están atrasados con una mora mayor a 30 días. Seguramente estos son deudores que hacen parte de ese 52% de personas que no tienen un buen sueño, debido al mal manejo que le han dado a sus obligaciones financieras.

De acuerdo con Phillips, en Colombia, el 75%/de las personas padecen condiciones como insomnio, ronquidos, apnea, síndrome de piernas inquietas o narcolepsia, que impactan negativamente el sueño. Estos son trastornos que son considerados un problema de salud pública por sus grandes impactos en materia de salud, económicos y de productividad.

En la investigación “Mejor Sueño, Mejor Salud, una mirada global sobre por qué nos estamos quedando atrás en el sueño” realizado por Philips, se concluye que el sueño está citado como un hábito de mayor impacto en la salud general en Colombia (61%), junto con el ejercicio y la seguridad financiera.

Por otra parte, en Colombia solo el 42%, de los encuestados tienen un horario establecido para hacerlo mientras que el 54% siente más culpa por no pasar tiempo con sus familias que no dormir bien. Otro hallazgo clave en este estudio es la disrupción del sueño relacionada al uso de tecnologías como la televisión en interrupciones y distracciones con redes sociales y dispositivos móviles. Los países de América Latina citaron esto con mucha más prevalencia que el resto de los países. Con 41% Colombia contra el promedio global de 26%.

Siga leyendo: El mal uso del trámite de insolvencia de persona natural no comerciante

En cuanto a las consecuencias, con tan solo una mala noche de sueño las personas en América Latina dijeron sentir: cansancio (56%), falta de concentración (45%) y dolores físicos como dolor de cabeza, de cuellos y calambres (43%), como la consecuencia de esto. Relacionado con este tema, Phillips dejó unas recomendaciones para tener un sueño de calidad, así parezca que las deudas lo van a llevar al borde de un colapso nervioso al no poder dormir.

  • Reducir el tiempo de la siesta durante el día. Los climas cambiantes y el desvelo pueden invitarlo a dormir durante el día. En caso de hacerlo, se recomienda que no dure más de media hora ya que el sueño prolongado durante el día dificulta dormir de noche e irrumpe el horario consistente de levantarse y acostarse.
  • Moderar el consumo de alimentos altos en calorías. Con bajas temperaturas ambientales el cuerpo busca de manera natural mayor ingesta de alimentos para enfrentar de mejor manera el frío. Sin embargo, esto no es bueno por la noche, debido a que una digestión pesada interfiere con la expresión normal del sueño. Además, es una de las condiciones presentes para que se dé el aumento de peso.
  • Moderar el consumo de bebidas alcohólicas.  Uno de los efectos del exceso de alcohol es un sueño de mala calidad y poca profundidad.
  • Evitar el consumo de cigarrillo.  Fumar produce irritación e inflamación de las vías respiratorias. Esto puede aumentar la posibilidad de contraer enfermedades respiratorias tal como la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), lo que contribuye al empeoramiento del sueño.
  • Incrementar la actividad física al aire libre. La exposición consistente a la luz de día contribuye positivamente a nuestro estado de humor y promociona un sueño nocturno de calidad.

En caso de presentar síntomas persistentes que podrían ser un indicador de apnea, como dolores de cabeza e irritabilidad durante el día, o fuerte ronquido y pausas respiratorias durante el sueño, Philips recalca la importancia de acudir a un especialista (neurólogo, neumólogo u otorrinolaringólogo y solicite una polisomnografía) para obtener un diagnóstico correcto y un tratamiento adecuado.

Recomendaciones para organizar las deudas

  • Haga un inventario de sus ingresos y lo que debe. Si más del 70% de lo gana lo destina para el pago de obligaciones, es una señal de sobreendeudamiento y eso lo tiene que solucionar.
  • Primero salga de las deudas más pequeñas y después vaya pagando obligaciones más grandes como el crédito educativo o el de vivienda. Se le conoce como ‘snowball’ o la ‘bola de nieve’ que irá compensando su situación a medida que cumple con las deudas.
  • Hágale saber al banco su situación y trate de refinanciar. Si la entidad que prestó conoce cómo están sus ingresos, pueden llegar a acuerdos de pago. O puede hacer una refinanciación de las deudas para mejorar el flujo de caja.
  • Puede juntar las deudas en una compra de cartera: es una solución cuando tiene un buen récord crediticio. Pero escoja bien el producto porque si hace la compra con un crédito de libre inversión, probablemente la tasa no sea muy favorable, puede ser del 1,3% mensual o hasta el 1,8%. Esos son intereses de más harán que usted sienta que su deuda no disminuye. O puede usar un crédito por libranza para juntar todas esas deudas y pagará intereses mensuales menores a 0,9% o al 0,8%.

FP recomienda: Deje de perder dinero y empiece por hacer esto

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.