| 9/10/2020 9:38:00 AM

Los 8 conceptos fundamentales para ser financieramente responsable

¿Quiere mejorar sus finanzas, pero no sabe por dónde empezar? Primero debe dominar estos 8 conceptos básicos, que van desde aprender a ahorrar hasta hacer un presupuesto y analizar las tasas de interés.

Los 8 conceptos fundamentales para ser financieramente responsable 8 conceptos para ser financieramente responsable.

En un mundo tan cambiante como en el que vivimos hoy, es esencial aprender a manejar nuestras finanzas personales para que cualquier situación imprevista, como la pandemia generada por el Covid-19, no nos tome por sorpresa.

Así, hoy más que nunca cobra sentido aprender a ser financieramente responsables.

La responsabilidad financiera es el proceso de administrar el dinero, y otros activos, de una manera que se considera productiva y que va en pro del interés de la persona, la familia o la empresa comercial.

Su característica principal, es aprender a vivir dentro de nuestras posibilidades y para ello, debemos gastar menos de lo que recibimos.

Ser experto en las tareas financieras y la gestión del dinero implica cultivar una mentalidad que hace posible mirar más allá de las necesidades del presente para satisfacer las necesidades del futuro. 

El proceso comienza con la diferenciación entre lo que quiere y lo que necesita. Ser claro con esta distinción ayuda a asegurar que las necesidades más importantes sean atendidas, mientras que las compras que no son esenciales se hacen luego de satisfacer las primeras.

Pero vamos un poco más allá. Es importante conocer estos 8 principios básicos para, poco a poco, adquirir un alto nivel de responsabilidad financiera.

Aprenda a presupuestar

Tener un presupuesto es uno de los pilares básicos de la responsabilidad financiera, por la importancia de saber de dónde llega y a dónde va el dinero.

Los dueños de negocios saben la importancia de sus flujos de efectivo y sus balances y, como resultado, no existe un negocio exitoso sin un presupuesto. Nosotros tampoco deberíamos vivir sin uno.

Los presupuestos son una forma de decirle a su dinero a dónde ir, como pagar facturas, reducir deudas o contribuir a la jubilación, en lugar de gastar libremente y luego preguntarse a dónde fue todo su dinero al final del mes.

Puede ser difícil crear y ceñirse a un presupuesto, pero existen opciones. Hay muchos tipos diferentes de presupuesto, desde uno solo en efectivo hasta el sistema de sobres. Investigue y encuentre el que mejor le funcione.

Páguese a usted primero: el ahorro

En pocas palabras, pagarse a sí mismo primero significa que cada mes, en cada pago, debe reservar dinero para su fondo de ahorros. Haga esto antes de pagar cualquier factura o antes de cualquier gasto.

Gastar cada peso que gana es irresponsable con su futuro. Para la mayoría de las personas, especialmente aquellos que esperamos jubilarnos algún día, ahorrar es una actividad que debe tomarse en serio.

Una excelente manera de hacerlo es que, cuando reciba su cheque de pago, y antes de pagar sus facturas, se pague a usted mismo primero. Un buen objetivo de ahorro es el 10% de sus ingresos.

Páguese a usted mismo primero. Páguese a usted mismo primero. 

Fondo de emergencia

La responsabilidad financiera significa estar preparado para lo inesperado. La mayoría de los expertos están de acuerdo en que, con sus ahorros, debe poder mantenerse económicamente durante al menos seis meses en caso de cualquier eventualidad.

Así, se recomienda tener un fondo de emergencias al que recurrir en casos como este de la pandemia o cualquier evento inesperado.  

Recuerde que este fondo de ahorro es diferente a los ahorros para el futuro.

Sea financieramente responsable con sus tarjetas de crédito 

Las tarjetas de crédito deben usarse por conveniencia, no para llegar a fin de mes. Cuando se usan correctamente, las tarjetas de crédito pueden ser una herramienta financiera muy valiosa, pues pueden ayudarlo a generar crédito o a reparar un puntaje crediticio deficiente, lo que es especialmente importante si se está preparando para una gran compra, como un automóvil o su primera casa.

Pero para hacer esto, debe usar las tarjetas de crédito correctamente. Usted debe ser capaz de pagar el saldo de la tarjeta por completo en cada ciclo de facturación, si esto no es posible, es un indicio de que está gastando más de lo que tiene.

Además, es importante que no use sus tarjetas de crédito para gastos inesperados o cualquier cosa que simplemente no pueda pagar ese mes.

Evite pagar intereses y aprenda a comparar tasas de interés 

Piénselo: pagar intereses sobre cualquier cosa significa que está gastando más en ese producto o servicio de lo que realmente vale. 

Cuando los pagos de intereses se incluyen en el precio de compra, usted está gastando más para obtener el producto de lo que incluso el fabricante del artículo pensó que valía.

Así, evitar pagar intereses sobre cualquier cosa debería ser un objetivo importante.

Por supuesto, cuando se trata de comprar vivienda u otro tipo de gastos mayores, evitar el interés es imposible para la mayoría de nosotros.

En esos casos, es importante que aprenda a comparar entre las tasas de interés de las diferentes instituciones financieras. Conozca que son las tasas efectivas anuales, las tasas periódicas, las anticipadas; y como puede hacer su conversión para compararlas y elegir la que mejor se adapte a su presupuesto.

Edúquese financieramente

Como en todo arte, para dominarlo debe conocer sus bases. Si quiere manejar sus finanzas personales de manera adecuada, primero debe informarse y aprender sobre los términos y conceptos básicos.

¿Cuáles son los tipos y herramientas de ahorro que existen? ¿Qué es una tasa de interés? ¿Cómo hacer conversión de tasas? ¿Cómo me afecta la inflación? ¿Qué es la rentabilidad? ¿Cómo puedo invertir mis ahorros? ¿Cuáles son los productos financieros para la inversión? ¿Qué es una acción? ¿Qué es un bono? ¿Cómo cotizo pensión y en qué régimen?

Edúquese financieramente. Edúquese financieramente. 

No siga el ritmo de sus vecinos

Ser financieramente responsable implica atender sus necesidades y las de su familia. Para que esto suceda, el enfoque debe ser interno. Los vecinos no están pagando sus facturas, por lo que sus hábitos de gasto no deberían dictar los suyos ni establecer el estándar de su nivel de vida.

Es fácil compararse con sus vecinos o amigos cuando compran un carro, una casa o, incluso, un bolso o ropa nueva.

Y, si bien puede parecer que ellos tienen todo lo que usted desea y tienen éxito financiero, tenga en cuenta que no conoce la verdadera situación financiera de nadie más.

Incluso podrían estar financiando su estilo de vida con tarjetas de crédito, acumulando deudas simplemente para tener cosas bonitas.

Viva dentro de sus posibilidades

Esto significa no gastar dinero que no tiene, no hacer gastos con tarjetas de crédito para lidiar con ello más tarde y ceñirse a un presupuesto que asigne dinero a sus gastos regulares como el arriendo, comida, costos de transporte, etc.

Observe de cerca su situación financiera, evalúe sus ingresos y gastos, y haga los ajustes necesarios para tener una base financiera responsable.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.