| 9/7/2018 7:03:00 PM

Con solo 32 minutos diarios de esta rutina usted tendrá un mejor día, según la ciencia

¿No le salen las cosas? ¿El estrés lo domina? ¿Tiene episodios de rabia durante el día y no deja de pensar en eso que lo molestó? Este ritual puede causar un gran impacto y no requiere dinero. Salvo el punto 4, donde tendrá que buscar a alguien para conversar.

Practique esta rutina para tener un mejor día iStock

Los seres humanos somos complejos, nos comportamos de una manera según nuestras creencias y actuamos por principios o valores. A veces, podemos modificar algunos patrones para tener hábitos más saludables, por ejemplo, en la alimentación. De ahí la frase de que somos de acuerdo a la forma que nos alimentamos.

También podemos ser más saludables haciendo ejercicio. O cambiar un poco las rutinas de la mañana. Ya hemos hablado en FP de algunas buenas prácticas que hacen que usted cumpla con sus objetivos, como por ejemplo, hacer su cama a diario, por más que tenga que salir de carrera al trabajo o a cumplir con la agenda. Es que nada más aburridor que llegar a la casa y que el lecho donde usted va a restaurar a su cuerpo lo reciba en un completo desorden, con la ropa tirada, papeles, restos de comida y mil cosas.

No es por capricho que lo decimos. La ciencia se ha encargado de verificar que simples actos pueden causar un gran impacto, sobre todo en lo relacionado a los comportamientos que se tienen por la mañana. De acuerdo con Marcel Schwantes, colaborador del portal Inc.com y fundador de Leadership from the core, existe un ritual diario de 32 minutos que puede darle equilibrio a su vivir.

Le tenemos: Las 10 peores manías de estos millonarios y ejecutivos ¿Cuál tiene usted?

Parece mucho tiempo si se trata de quitarle unos minutos a esa ‘perecita’ tan chévere que se toma cualquier persona para escapar de las cobijas y salir de la cama. Pero para Schwantes, existe un camino poderoso de solo 4 pasos que gira alrededor de temas clave: dar, gratitud, respiración y crecimiento, en ese orden específico. Claro, algunas veces pensamos que el automejoramiento no solo gira alrededor de uno como persona, sino también de lo que se espera que hagan los demás. Así que el experto dice que la mañana es un buen inicio para hacer cambios. Y el horario es perfecto para seguir estos ejercicio ya que el cerebro se encuentra recién activado, por lo tanto, tiende a percibir los beneficios de inmediato.

#1. Dese el regalo de hacer un favor de 5 minutos

El adagio popular señala que ‘es mejor dar que recibir’. Es cierto y no tiene que relacionarse directamente con el dinero. Un reporte de Harvard Business School concluye que las recompensas emocionales son las mejores cuando nuestra generosidad se conecta con otras personas. ¿Cuál es el límite? En la conexión entre quien da y quien recibe se generan grandes beneficios sicológicos y potencia la felicidad.

Una de las mejores maneras de dar algo sin necesidad de gastar dinero es hacer el ‘favor de los cinco minutos’. Esta rutina fue inventada por el profesor Adam Grant en su libro récord en ventas ‘Dar y tomar’, donde decía que había que hacer favores que tomaban cinco minutos, sin interés alguno, sin preguntar ni esperar nada a cambio y sin intereses.

Ejemplos de estos favores de 5 minutos incluyen: compartir el conocimiento, hacer presentaciones, servir como referencia para alguien o recomendar a una persona en LinkedIn, Yelp o en otras redes sociales.

#2. Escriba tres actos de gratitud

Tiempo: 2 minutos

En cada mañana y por 21 días, encuentre un sitio tranquilo que no traiga distracciones y escriba tres nuevas cosas por las que usted se sienta agradecido. No gaste más de 2 minutos en este ejercicio. Quizá haya algo en sus compañeros de trabajo, un proyecto reciente que haya impactado en su organización o un avance en su carrera profesional. No lo olvide, hágalo por 21 días seguidos.

La razón: el sicólogo positivo Shawn Achor, autor del libro récord en ventas de New York Times ‘The Happiness Advantage’, citó una recopilación de investigaciones donde decía que cuando entrena la mente para encontrar cosas positivas en lugar de las negativas, y lo hace durante 21 días, es una actividad específica que le enseñará el optimismo. Y no es un chiste. Achor dice que esto mejorará significativamente su optimismo en los próximos 6 meses.

Duración de la rutina diaria: 7 minutos.

Siga leyendo: Estos 4 hábitos parecen inofensivos y pueden dañar su carrera

#3. Haga ejercicios diarios de respiración anti estrés

Tiempo: 5 minutos

¿Ha sentido tensión y estrés cuando se aproxima la fecha de un evento o la entrega de un proyecto? ¿Quizá se ha sentido enojado o ansioso de algo que pasó en un día anterior? Este es el remedio para ello, cortesía de Emma Seppälä, directos de ciencia de la Universidad de Stanford del Centro de Investigación y Educación de Compasión y Altruismo y escritora del libro “The Happiness Track”.

Según la experta nuestra respiración cambia dependiendo de cómo nos sentimos: es corta y superficial cuando hay estrés, profunda cuando estamos relajados, cambia cuando suspiramos, gritamos, lloramos o reímos. Pero de acuerdo con Seppälä, la mayoría de nosotros no nos percatamos de ello y dice “así como nuestra respiración cambia de acuerdo como nos sentimos, también podemos cambiar cómo nos sentimos usando la respiración”.

Acá viene el secreto: podemos cambiar el día que tenemos si usamos los minutos que nos tomamos para salir por la puerta de la casa. Con solo tomarnos 5 minutos para mejorar la respiración se reducirán los niveles de estrés y nos sentiremos con más bienestar.

Rutina diaria en la mañana: 12 minutos.

#4. Aprender algo nuevo mientras se toma un café para conversar

Tiempo: 20 minutos

Ahora que está más tranquilo y en paz con usted mismo y listo para iniciar el día, piense en alguien con quien se tomaría un café antes de entrar a la oficina. ¿El propósito de esa charla con café? Absorber el conocimiento y aprender algo nuevo de esta persona.

Las mejores conversaciones que se tienen en la vida es cuando se inician aprendiendo algo de lo que otras personas hacen, cómo lo hacen y por qué. La gente ama hablar de sí mismas y si usted es lo suficientemente listo, las dejará hablar de eso.

Entonces, propóngase ser esa persona que hace ese gesto de “Yo quiero aprender de ti”. Eso hará que usted sea alguien mejor y la otra persona agradecerá la oportunidad y se lo pagará más adelante. ¿Quiere ir más allá? Busque a alguien considerablemente más joven (un millennial si usted es un adulto de la generación X o un ‘boomer’) que traiga un valor real a su trabajo o un área en la que usted no esté familiarizado, y verá que aprenderá mucho de esa persona.

Tiempo total de la rutina: 32 minutos.

FP recomienda: Dormirse tarde no lo hace más inteligente… lo está matando

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.