Por qué llegar tarde o temprano dice más de su personalidad de lo que quizás pensaba

por BBC Mundo

 Si le molesta que sus amigos o alguien en la oficina llegue siempre tarde, no sea demasiado intransigente. La clave (o la culpa) la tiene su cerebro. Le contamos lo que los científicos.

Getty Images Getty Images
{code:java} {code};
BBC

Puede que crea que esa persona que siempre llega tarde a la oficina o a una cita es, simplemente, una maleducada. Pues bien, su problema tiene que ver más con la psicología que con sus modales. O al menos eso dice la ciencia.

A nadie le gusta esperar pero es bastante común que en el grupo de amigos siempre haya dos tipos de gente: los que esperan y los que se retrasan. La impuntualidad está muy mal vista en la cultura occidental, especialmente en el ámbito laboral, pero los científicos aseguran que quienes llegan tarde de forma crónica no lo hacen por molestar o de forma voluntaria: pueden tener un problema.

Algunos investigadores creen que llegar tarde o temprano es más un comportamiento psicológico que tiene su origen en alguna parte del cerebro pero además -según algunos expertos- denota algunos rasgos de su personalidad.

Le puede interesar: Las claves para por fin llegar temprano a su oficina

Los tardones

En una entrevista reciente con la BBC el psicólogo social y autor británico Oliver Burkman aseguró que quienes llegan tarde son personas controladoras. "Quieren estar en control de la situación ser el centro de atención cuando llegan", dijo.

Según Burkman, "lejos de ser una señal de arrogancia y despotismo, pese a que haya personas acostumbradas desde pequeñas a que se haga su voluntad, debemos ser más empáticos".

"Hay algo de conmovedor en que tengan esa necesidad de acaparar la atención y  no se sientan bien con ellos mismos si no la reciben", afirmó. Otros estudios científicos citan diferentes razones: la falacia de la planificación.

Una investigación del Departamento de Sociología de la Universidad de San Diego (Estados Unidos) establece que las personas que siempre llegan tarde son demasiado optimistas con el tiempo del que disponen para realizar una tarea. En este sentido, la doctora Diana DeLonzor, experta en el manejo del tiempo sobre lo que ha escrito varios libros, le dijo al diario The New York Times que existen dos tipos de personas que siempre llegan tarde.

También puede leer: Por qué México paga cientos de millones de dólares a sus funcionarios para que sean puntuales

  • Los que apuran el plazo: aquellas a las que les gusta la adrenalina de dejarlo todo para el último momento.
  • Los "productores": los optimistas que creen que pueden hacer mucho más de lo que les da el tiempo.

Delonzor cree que quienes llegan tarde tienen también ciertos rasgos: son positivos y creativos pero también poco realistas.

Los puntuales

Foto: Getty Images

Para DeLonzor, los individuos que siempre llegan a la hora simplemente tienen más autocontrol que los demás y una mejor percepción del tiempo, según sus investigaciones.

"Son más cautos y suelen imaginarse los peores escenarios por eso necesitan el tiempo suficiente para solucionar los problemas que puedan aparecer".También aseguró que tienden a procrastinar menos. Esto es: a no aplazar las cosas.

En su conversación con la BBC, el psicólogo Oliver Burkman también señala algunos rasgos negativos de ser excesivamente puntual. "A veces, llegar muy temprano denota una preocupación excesiva y una voluntad por querer agradar a los demás".

Burkman recuerda que las personas que llegan excesivamente temprano a un encuentro a menudo se enojan por esperar demasiado pero invitó a "no culpar a los demás por haber llegado media hora antes de lo acordado".

Expertos en recursos humanos coinciden en que la puntualidad es un factor importante en el mundo laboral y cuesta dinero a las empresas aunque algunos estudios sobre productividad hablan de los beneficios de que las compañías sean más flexibles.

4 consejos para ser más puntual

Imagen: Getty Images

Pero si llegar tarde le preocupa o está cansado de que lo regañen en el trabajo o en su grupo de amigos, aquí tiene cuatro pasos sencillos de la doctora Delonzor para, al menos, intentar ser puntual.

  1. Planee una estrategia: propóngase trabajar en una tarea un poquito todos los días.
  2. Calcule el tiempo que le llevan sus actividades: así será más realista con el tiempo que se demora realizándolas.
  3. Llege antes, no a tiempo: si planea llegar a la hora justa probablemente llegue tarde, así que intente llegar con antelación.
  4. Disfrute esperando: no tiene tanto de malo, llévese una revista o un libro y lea. O simplemente piense y reflexione.

Siga leyendo: Cómo lograr convertirse en una persona puntual

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.