| 3/5/2018 7:45:00 AM

Los pros y contra de eliminar tres ceros al peso colombiano

Un proyecto de Ley busca por quinta ocasión implementar esta propuesta. ¿Cómo haría usted las cuentas y qué pasaría a la economía?

Quitar tres ceros, pros y contra de quitar 3 ceros al peso colombiano 123RF

Dice la canción ‘Cinco centavitos’ de Julio Jaramillo, ‘Quiero comprarle a la vida cinco centavitos de felicidad’, y ese éxito musical que probablemente escucharon nuestros padres y abuelos, podría ponerse otra vez de moda por cuenta de cómo hablaría a futuro la gente en la economía colombiana.

Por ejemplo, alguien diría “Me faltan cinco centavos para el peso y poder comprarme las papas”, o “Regálame cincuenta centavos que no me alcanza para la gaseosa”. Esto porque habrá un proyecto de ley para otra vez poder quitarle tres ceros al peso colombiano. No es nuevo el debate e incluso el centro de pensamiento económico Anif dice que esta es la quinta vez que se lanza la iniciativa. La primera vez fue en 2001 cuando el senador José Nicholls apoyó el proyecto 74 de ese año, el cual no prosperó por el costo del cambio: $50.000 millones.

Hoy se estima que la renovación valdría $400.000 millones, razón por la cual a muchos les parece al menos innecesario apoyar la medida, más cuando la economía colombiana está recuperándose de un difícil 2017 y la inflación (equivalente al costo del dinero) todavía está por encima de su rango meta, en algunas de sus series más importantes.

Le tenemos: ¿Qué le pasará a su bolsillo si le quitan tres ceros al peso?

Pero ¿qué tiene que ver esto con usted? Pues le contamos lo que serían los beneficios y las desventajas de tener un nuevo peso colombiano, según algunas opiniones.

Los beneficios

#1. Facilita el ingreso a la OECD: Se supone que este año debería ser el ingreso del país a la OECD, donde están los países con mejores prácticas económicas y en desarrollo. Sin embargo, uno de los obstáculos para eso es que el país tiene demasiados ceros en su economía y si se compara con otros como Brasil, Chile o incluso Ecuador, es el Estado de la región que aún no incorpora este cambio. Para Anif, la eliminación de los ceros aceleraría la entrada colombiana a la OECD.

#2. Un solo lenguaje económico: debido a la excesiva cantidad de ceros, Colombia luce en el panorama internacional como una economía compleja de entender. Por ejemplo, cuando un empresario internacional viene a conocer las cifras de billones de pesos colombianos (con 12 ceros a la derecha) se lleva al menos una sorpresa pues está acostumbrado a que sus billones, los de los euros o los dólares, solo tienen nueve ceros. Genera un efecto de ‘economía débil’ o al menos complicada que puede desanimar a más de un inversor.

#3. Facilita la contabilidad: para Camila Pérez, directora de estudios macroeconómicos del centro de pensamiento Fedesarrollo, no habrá efecto importante para la economía y lo que se busca es que al ciudadano de a pie se le facilite hacer las operaciones económicas. La moneda colombiana ha perdido valor en las transacciones porque se requieren cifras en millones o billones de pesos para las operaciones más complejas. Lo mismo, las empresas podrían sacar de sus balances una cantidad excesiva de ceros a la derecha para llevar más fácil su contabilidad. Y ni qué decir de las cuentas que tiene el país, las cuales en su mayoría se expresan en billones de pesos hoy.

Siga leyendo: Por qué el primer millón es el más difícil de ganar

#4. Sacaría a la luz los dineros ilícitos: ese es el principal argumento del fiscal general, Néstor Humberto Martínez, quien espera que al denominar nuevos billetes y monedas, la delincuencia tendría que salir de los dineros ocultos en las caletas y ponerlos en circulación en la economía, con lo cual se haría más fácil rastrearlos e ir por los criminales. Para Felipe Espitia, analista macroeconómico de Alianza Valores, es confuso este argumento pues muchas caletas y dineros ilícitos ya estarían guardados en oro, joyas, diamantes, dólares o euros, por lo cual al quitarle los tres ceros al peso, no tendría ese efecto señalado por el funcionario.

Las desventajas

#1. Empobrecimiento sicológico: el ganador del nobel de Economía en 2017, Richard Thaler, es autor de la teoría de los ‘nudgets’, una investigación donde demuestra que las decisiones no siempre obedecen a criterios racionales, sino que también entran en juego variables sicológicas que las desvían de un comportamiento económico racional. Un ‘nudgets’ con este cambio podría ser el empobrecimiento sicológico que sentirían los colombianos al ver que sus bienes y sus ingresos quedarían reducidos a miles de pesos. Por ejemplo, una casa de 200 millones, pasaría a valer 200.000. Una persona que gana 2 millones, tendría un salario de 2.000. Eso ha pasado en países como México o Ghana que han quitado ceros a su moneda de cambio, con lo cual las personas, al verse ‘empobrecidas’ deciden reducir el gasto, con lo cual se deteriora la economía (Ver “¡No se lleven mis tres ceros!”, La silla vacía).

#2. Inflación desbordada: precisamente, una de las razones por las que Colombia tiene tantos ceros es por las inflaciones desbordadas de los 80 y 90 hasta la creación del Banco de la República y su junta directiva de codirectores independientes. Hasta el 2016 la inflación creció por encima de la meta y solo en 2017 se convergió al límite del rango de cumplimiento. Para Catalina Tobón, directora de investigaciones económicas de Old Mutual, al pasar de pagar 24.500 por un producto a tener algo de 24,5 haría ‘tentar’ al vendedor de subir automáticamente a 25 por eso que está ofreciendo. No obstante, para Jonathan Malagón, vicepresidente de Asobancaria (gremio de los bancos), ese efecto de redondeo solo se vería en los precios más pequeños de la economía y no en los más grandes (casas, vehículos, matrículas), por lo que el impacto a la inflación es menor.

#3. Es un ajuste innecesario: Economistas como Eduardo Sarmiento y Tobón, entre otros, señalan que no es necesario hacer el ajuste cuando todavía la inflación no está controlada del todo y hay temas más apremiantes que atender como el empleo, la reforma pensional o incluso el gasto del gobierno. Si bien, es un debate que puede darse más adelante, la economía nacional hoy tiene frentes más importantes que resolver.

#4. Muchas monedas: no se sabe si es una desventaja, pero volvería a ponerse de moda el famoso monedero de la tía prevenida, porque se necesitarían más monedas para poder dar el vuelto de las compras en efectivo. Eso haría más pesado cargar con billetes y monedas en el bolsillo para la mayoría de los colombianos que con ese dinero hacen las compras pequeñas como el mercado del desayuno, la compra del paquete y los chicles en la caseta de la esquina o el pan y el queso de las onces por la mañana. Además, el país vivió una situación de escasez de monedas de mil pesos hace poco tiempo porque muchas personas optaron por costumbre guardar estas monedas de alto valor en sus alcancías. Lo mismo pasaría con las monedas de dos mil o cinco mil.

FP recomienda: Así gastan su dinero los colombianos

Editor web FP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.