| 11/20/2017 7:37:00 PM

Las razones por las que su banco le podría negar su siguiente crédito

Para el próximo trimetre, el 100% de bancos dice que elevará sus exigencias para aprobar nuevos préstamos. Le contamos cómo evitar que eso afecte sus objetivos de endeudamiento.

Bancos, por qué los bancos podrían negarse a un crédito 123RF

Cuando llegan épocas de incertidumbre económica, las personas comienzan a utilizar frases que hablan de su situación personal. Se quejan por el clima, las deudas, por sus ingresos y hasta hablan en los ‘tres golpes’, desayuno, almuerzo y cena, de su maltrecha economía. Por eso, es común oír comentarios del siguiente tipo:

-"La situación está dura"

-"La plata no me alcanza"

-"Dicen que van a echar gente"

-"Todo está por las nubes, es muy caro"

Y no es para menos. El 2017 fue un año con muchos retos para la economía y eso se sintió en el bolsillo de los colombianos, golpeados por el incremento del IVA al 19%, los cambios en la reforma tributaria como el impuesto a las bolsas plásticas, la continuidad del 4 x 1.000 y al mismo tiempo que el dólar sigue con una tasa de cambio superior a los $3.000. Es que para las clases medias el golpe ha sido duro, también si se mira que la gasolina se ha venido encareciendo, debido al incremento del precio del petróleo en el mercado internacional.

Si bien, eso favorece las finanzas nacionales por cuenta de que si Ecopetrol vende petróleo más caro, el gobierno recibe más plata, lo contrario pasa con el ciudadano ‘de a pie’, que debe poner más para tanquear su carro. Y si no aumentan los ingresos, habrá menos viajes, se comprarán menos electrodomésticos y en vez de una salida a comer semanal, ese gastico se volverá quincenal, porque ‘el palo no está para cucharas’.

Siga leyendo: Claves para salir de deudas, sin morir en el intento

Los bancos tienen ‘oídos’

Los establecimientos crediticios en Colombia, principalmente los bancos, están atentos a lo que dicen las personas, que son sus clientes y tomadores de productos de ahorro y consumo, entiéndase con eso que estamos hablando del crédito: vivienda, las tarjetas, el crédito de vehículo, el de libre inversión, préstamos de bajo monto, entre otros.

Y si empiezan a notar ese pesimismo, lo primero que harán es elevar las condiciones de préstamo para mitigar la exposición al riesgo. Y para eso, tienen departamentos de investigaciones económicas que van analizando las proyecciones de la economía. Por ejemplo, el BBVA indica que al inicio del segundo semestre, los indicadores económicos están mostrando unas señales de mejora, que se pueden asociar a un punto de inflexión en la trayectoria de desaceleración y confirman el inicio de la recuperación de la actividad. La menor inflación y las reducciones en la tasa de interés también apuntan en el mismo sentido.

Por su parte, el Grupo Bancolombia en su informe mensual del pasado 9 de noviembre de 2017, dice que la tendencia de desaceleración de la cartera (la suma de los créditos que manejan los bancos) parece haberse moderado. “En las principales modalidades de crédito se aprecia que el saldo está creciendo a niveles similares a los de meses previos. En la medida en que la transmisión de los recortes de tasas del Emisor siga su marca el crecimiento de los desembolsos tendería a dinamizarse, principalmente por cuenta de la cartera comercial”, dice.

En otras palabras, se espera que las empresas y pymes empiecen a recuperar el ritmo de solicitar préstamos, que es el público objetivo de la cartera comercial. Pero ¿ocurrirá lo mismo con los préstamos bancarios para el ciudadano ‘de a pie’?

El análisis del BanRep

El más reciente Reporte de la Situación del Crédito en Colombia, que elabora el Banco de la República y presenta las cifras a septiembre de 2017, señala cuáles son las expectativas de los bancos y compañías de financiamiento en ofrecer este producto.

De acuerdo al análisis, publicado este noviembre de 2017, el otorgamiento de crédito presenta resultados mixtos. Para las carteras comercial y de consumo los bancos y las cooperativas percibieron disminuciones en la demanda, mientras que las compañías de financiamiento comerciar (CFC) registraron un indicador positivo. Se resalta que para las cooperativas el indicador para la cartera comercial marcó su mínimo histórico y para los bancos se situó muy cerca del mismo.

Le tenemos: Qué deudas debe pagar antes de que sea demasiado tarde y por qué

Para los créditos de vivienda los bancos y las cooperativas tuvieron una percepción de aumento en la demanda, mientras que para las CFC se obtuvo un indicador negativo. Por último, la percepción de los bancos y las cooperativas para la modalidad de microcrédito fue de disminución, mientras que para las CFC mostró incremento, pasando de terreno negativo a uno positivo.

El reporte también enfatiza en las exigencias de las entidades para aprobar o rechazar nuevos créditos. Por supuesto, al momento de aprobar nuevos créditos, las entidades señalaron que el conocimiento previo del cliente y su buen historial crediticio son los principales aspectos a tener en cuenta. El segundo criterio que determina la aprobación de nuevos créditos es el bajo riesgo de crédito asociado con el préstamo.

El documento señala que buena parte de los bancos afirmó que tendrá mayores exigencias al momento de otorgar nuevos créditos, si bien, en cuanto a la cartera comercial, los establecimientos de crédito disminuyeron sus restricciones en los últimos tres meses y evidencian una tendencia creciente.

En cuanto al crédito de consumo, se observa que para el caso de los bancos aumentó la proporción de entidades que incrementaron sus exigencias (69,2%), mientras que un 30,8% reportó haberlas mantenido constantes. Esa posición obedece a que los bancos que incrementaron sus requerimientos detectaron un cambio en perspectivas económicas menos favorables o inciertas, a deterioros en sus posiciones de balance y a problemas específicos en esta cartera. Es más, en los balances del deterioro en la calidad de la cartera se observa que de cada $100 que están prestados por los bancos, hay $4,25 en mora. Si se mira el saldo de créditos de consumo, se aprecia que la mora llega a 5,9% y si es mora comercial, el dato es de 3,61%.

Si usted va a una compañía de financiamiento, encontrará que el 77,8% de ellas aumentaron sus exigencias para nuevos préstamos, mientras que para las cooperativas este valor se ubicó en el 66,7%.

Para el próximo trimestre, el 100% de los bancos encuestados pretende aumentar o mantener sus exigencias, mientras que este porcentaje es 88,9% para el caso de las CFC. Para los créditos de vivienda el 55,6% de los bancos mantuvieron sus exigencias constantes en los últimos tres meses, comportamiento similar al presentado por las cooperativas, cuyo porcentaje fue de 66,7%. Además, estas entidades esperan, en su mayoría, mantener las exigencias para esta cartera durante los próximos tres meses.

Recomendaciones

Si está pensando en solicitar un préstamo en los próximos meses, tenga en cuenta algunos consejos que le pueden mejorar la perspectiva de lograr este objetivo:

-Pague sus obligaciones puntualmente: si ya maneja sus créditos con otras entidades, no incurra en mora, la cual si es mayor de 30 días le generará reportes negativos en su historial crediticio, con lo cual su reporte de crédito se verá afectado.

-Haga un adecuado flujo de caja: el servicio a la deuda no puede ser mayor a 10% de sus ingresos. Si llega a sobrepasar ese monto, está en riesgo de quedar sobreendeudado y puede faltar al punto 1.

-Trate de unificar las deudas en un solo producto: si tiene varios créditos, es probable que las tasas de interés sean disímiles, con lo que su capacidad de pago es limitada. Es mejor tener en una sola bolsa todos los créditos a una tasa, porque si maneja una tarjeta de crédito de libre destino a una tasa de 2%, un crédito con tasa a 1,7% y un crédito rotativo a una tasa de 1,6%, lo que ahorra en un lado se está malgastando en otro.

Si le interesó, le ofrecemos: Así es como debería endeudarse si tiene bajos ingresos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.