| 11/7/2017 10:13:00 PM

Este es el perfil de un colombiano sobreendeudado

La diferencia de casado o soltero tiene mucho que ver con la capacidad de pago de las obligaciones crediticias, dice un estudio elaborado por investigadores del Banco de la República

Deudas, cuál es el nivel de endeudamiento de los colombianos 2017 123RF Foto: 123RF

Una de las preocupaciones de las personas es cómo pagar sus deudas y establecen las prioridades para estar al día. Primero, se ocupan de los bancos porque no quieren que su sueldo sea embargado o que en el momento menos pensado, pierdan su empleo y tengan que asumir costosos intereses de mora. Segundo, pagan el arriendo y los servicios, por último, las deudas con los amigos, la familia y su pareja, si es que tienen.

Lo del pago de los bancos es comprensible, porque los intereses de mora en créditos de consumo están al borde del 31,44%, que lo máximo que autoriza la Superintendencia Financiera. Y en este renglón están todos los préstamos de educación, vehículo, libre inversión, libranza, entre otros. Si fueran créditos en mora de bajo monto, el castigo llega al 56,33% anual, mientras que para la modalidad de microcrédito, este tiene una tasa de interés efectiva anual para morosos de 55,14%.

Siga leyendo: Claves para salir de deudas, sin morir en el intento

Lo peor para una economía es que sus habitantes no tomen conciencia del gasto y ahorren menos. Si bien, los colombianos se caracterizan por ser ‘buena paga’, no hay que generalizar y las autoridades, como el Banco de la República monitorean qué pasa con la economía. Por ejemplo, una persona que tiene una tarjeta de crédito con un buen cupo y de un momento a otro se queda sin empleo, siendo su principal fuente de ingresos, se puede ver comprometida y hará uso de este producto para hacer avances en efectivo.

Y este podría ser el inicio de un círculo vicioso de ‘abrir un hueco para tapar el otro’, con intereses corrientes que pueden llegar al 32%, los más altos por tratarse de un canal costoso para los bancos, que se trasladan al cliente por medio de cobro de tarifas por operación, cuotas de manejo, cuidar el dinero, tener el cajero en operación 24 horas toda la semana y etc.

El informe elaborado por los investigadores asociados Daisy Pacheco, Santiago  Segovia, Ana Yaruro encontró que los hogares colombianos que más se endeudan son aquellos que cuentan con mayores ingresos y que se encuentran en un rango de edad entre 36 y 55 años; en este punto del ciclo de vida los créditos destinados a adquisición de vivienda resultan tener su mayor participación.

En deudas, más vale ser soltero

Otro hallazgo de la investigación es que las deudas colombianas se concentran en un 70% en hombres, mientras que aproximadamente el 50% corresponde a deudores que son casados. Los que poseen un vínculo personal más fuerte, ya sea a través de un matrimonio o informal (unión libre), poseen un mayor nivel de deuda que las personas solteras, divorciadas o viudas.

Esto es contrario a países como Portugal, donde las personas solteras concentran un mayor nivel de deuda. Las mujeres se endeudan menos que los hombres y manejan un nivel de 30,2%, frente al 69,2% de los hombres que asuman mayores obligaciones financieras.

Le tenemos: Qué deudas debe pagar antes de que sea demasiado tarde y por qué

En lo que respecta a la edad, se observa que los individuos suelen contraer mayores obligaciones financieras hasta la mitad de su ciclo de vida, lo que se explica principalmente por sus necesidades de financiar la adquisición de vivienda y bienes de consumo. “En efecto, al analizar por modalidad de crédito en cuál de estas se concentran los deudores de acuerdo a su edad, se observa que la participación de créditos destinados a adquisición de vivienda aumenta progresivamente hasta los 45 años”, dice el estudio.

¿Qué están pagando?

Al analizar la composición de la deuda para el total de hogares encuestados desde el 2011 hasta 2016, la mayoría se concentra en créditos de consumo. Según el documento, de cada $100 de deuda, $69,6 se destina a créditos de consumo, seguidos por créditos hipotecarios y de vivienda con $23,5 y los créditos que no pertenecen al sistema financiero y los informales, a los cuales se destina $6,8.

Al observar la distribución de la deuda por quintiles de ingreso, la mayor concentración está en los hogares que cuentan con mayores ingresos (los quintiles de ingreso 4 y 5 concentran, en promedio, el 67,4% de esta). Esto es también una señal que los hogares con ingresos más modestos tienen las mayores dificultades para acceder al crédito, lo cual es una tendencia que se ha mantenido desde 2011.

El informe destaca también el indicador de carga financiera, el cual captura la proporción de ingreso que se dirige al pago de interés y amortización de la deuda, está en menos de 30% en la mayoría de hogares (80,4% en promedio). Es decir, de cada 100 familias, hay 80 que destinan menos de 30% de su ingreso a pago de intereses y amortizaciones. Pese a lo anterior, si bien la proporción de hogares que cuentan con un indicador superior al 40% es baja, la deuda que concentran estos deudores se ha incrementado desde el 2011 y al 2016 se ubicó en su máximo histórico (42,4%).

“Para el caso de Colombia, el análisis sobre este sector es particularmente apremiante, dado que la crisis financiera de finales de los noventa resaltó que choques negativos sobre los hogares tienen consecuencias adversas sobre el desempeño macroeconómico del país”, indica el Emisor.

Adicionalmente, se encuentra que, en promedio, el 12,3% de los hogares cuentan con un coeficiente de carga financiera (CFI) mayor al 40%, considerado un nivel de vulnerabilidad, de acuerdo al FMI.

Si quiere saber más, le recomendamos: Así es como debería endeudarse si tiene bajos ingresos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.