¿Qué es mejor para manejar las deudas: el matrimonio o la soltería?

Entre hombres y mujeres habrá siempre muchas diferencias, entre ellas, el uso correcto que le dan al dinero, dependiendo de la situación sentimental. Le contamos qué dicen algunos estudios en el tema.

Getty Getty

Colombia es un país de contrastes, siempre nos corre como una ‘brisa fresca’ cuando nos recuerdan que tenemos salida por dos océanos, variedad de pisos térmicos, la mayor biodiversidad del mundo y que tenemos tres cordilleras. Somos de culturas tan diferentes como el costeño y el pastuso, ritmos de todas las variedades y festivales en todo el país.

Somos un país de 45,5 millones de personas, de acuerdo a la segunda entrega preliminar del censo 2018 realizado por el DANE, de los cuales el 51,4% son mujeres y el 48,6% son hombres. Y se confirma que por cada 100 mujeres hay 96 hombres y por cada 100 hombres hay 106 mujeres. No hay excusa entonces para que haya colombianos solteros.

SIn embargo, no se puede negar que la tendencia es a tener una soltería bien vivida y como dicen los jóvenes hoy en día, se trabaja para uno poder ‘darse gusto’. Eso es una excusa válida para endeudarse en viajes o para hacer un posgrado. Aunque en FP hemos dicho varias veces que estas son cosas en las que de verdad vale la pena invertir el dinero, pues no hay que exagerar. Como dicen por ahí ‘el palo no está para cucharas’.

Hablamos de este tema porque comienzan a aparecer datos de si los hombres son mejores en el manejo del dinero que las mujeres. Y aunque no existe evidencia científica que permita sostener esa afirmación, sí podemos decir lo siguiente: no es cuestión de género, es cuestión de relaciones sentimentales.

Es decir, solteros y casados, de viudos y divorciados, de recién despechados, todos los colombianos usamos el dinero de manera diferente pero puede haber cierta relación. Veamos a continuación.

La relación sentimental y el dinero

Recuerde que hemos dicho en FP que el dinero tiene relación con la soltería y la vida en pareja. Es más, los grandes millonarios hicieron sus fortunas cuando encontraron el amor en su vida. Al punto en que casarse con la persona correcta ha sido la principal decisión de los más ricos.

Y si lo anterior no lo convence, le tenemos una información adicional. Resulta que la reparadora de crédito Resuelve Tu Deuda analizó el perfil de sus deudores y su situación sentimental. Según los datos que recopiló esta firma en su base de datos para 2018, el promedio de deuda de un colombiano que ha ingresado a la reparadora de crédito es superior a los $18 millones, mientras que su salario mensual ronda los $2 millones. Es decir que, para poder saldar esta deuda, una persona necesitaría el salario íntegro de nueve meses.

Al respecto, Ricardo González Aragón, Gerente General, precisó que 6 de cada 10 deudores que se encuentran en el programa son hombres, de los cuales el 37% está casado y tiene una deuda de $24 millones, aproximadamente. A estos, le sigue con un 30% los solteros y con un 28% quienes viven en unión libre, teniendo una diferencia respecto a los casados de 7 millones menos en sus deudas; el 5% restante son viudos o divorciados.

En el caso de las mujeres, el grupo que encabeza la lista de las más endeudadas son las solteras al acumular el 42% del total, teniendo compromisos financieros atrasados superiores a los 16 millones de pesos, seguidas por las casadas y las que viven en unión libre, representando un 26% y 21% respectivamente; al igual que en los hombres, el 11% restante pertenece a las viudas y divorciadas.

Explicó que, de acuerdo con información de la compañía que elaboró el documento, aproximadamente el 49% de sus clientes expresó que el mal uso de las tarjetas de crédito es la principal causa para encontrarse en esta situación de morosidad. Esto se debe al desconocimiento del funcionamiento de los plásticos, no saber diferir sus compras o considerar que éste es un ingreso extra.

“Un indicador importante de una persona que se encuentra en sobreendeudamiento es que destina más del 30% de sus ingresos mensualmente al pago de deuda. Esto significaría que ya dejó de ahorrar, se está privando de gustos personales como conciertos o salidas, e incluso está comprometiendo gastos básicos tales como arriendo o alimentación”, señaló el experto en finanzas personales.

Mujeres acceden más al crédito, pero son prudentes

Durante el último periodo de 12 años, realizado con base en las consultas del buró de crédito Datacrédito Experian, se pudo observar que las mujeres han venido ganando terreno en el acceso a crédito.

Analizando las aperturas crediticias para un periodo de más de 10 años (2006 a 2018), se evidencia un aumento en la proporción de las mujeres con respecto a los hombres. En el año 2006, los hombres tenían el 51,2% de participación y superaban a las mujeres que contaban con el 48,8% de las operaciones crediticias de ese año.

De acuerdo con el investigador y PhD en Finanzas de la Universidad de Los Andes, Santiago Rodríguez, las mujeres una vez acceden al crédito lo hacen en montos pequeños porque saben que lo pueden manejar y de alguna manera, son más prudentes en el uso del dinero. Los hombres en cambio, parecen tomar más riesgos y son propensos a endeudarse con cantidades mayores.

Las mujeres no solo superan a los hombres en porcentaje a partir del año 2008, sino que su participación aumenta con el tiempo. En el año 2008 las mujeres tenían el 50,4% de las aprobaciones y diez años después su participación aumenta al 53,4%, dejando a los hombres con el 46,6%. En el periodo analizado las mujeres aumentan la proporción con respecto a los hombres en un 4,6%.

En cuanto a la participación por región, se observó que se muestra en general una mayor actividad de las mujeres, salvo en la región de Cundinamarca donde los hombres participan con el 50,9% mientras las mujeres tienen el 49,1% de las operaciones aprobadas de crédito. En las otras cinco regiones las mujeres predominan a los hombres, con un porcentaje superior al 4% aproximadamente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.