| 6/19/2020 7:22:00 AM

Así será la nueva forma como operarán los juzgados en el país

Las demandas y escritos se presentarán por correo electrónico, las audiencias se realizarán a través de plataformas como Teams, Zoom y Skype, y las actuaciones y escritos no requerirán firmas manuscritas, digitales, presentaciones o autenticaciones.

Coronavirus: Operación de juzgados en Colombia en 2020 Así será la nueva forma como operarán los juzgados en el país

La emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia mundial ha traído consigo muchos cambios, pero quizás uno de los más complejos es la forma como las personas interactúan entre sí y con las instituciones, pues nos hemos visto avocados a desarrollar nuestras actividades cotidianas a través de la virtualidad.

La administración de justicia no ha sido la excepción, para este servicio esencial se han venido adaptando mecanismos y herramientas tecnológicas, que de por si nos hacen la vida más fácil, pero que no se han aplicado con la velocidad y la suficiencia que muchos quisiéramos.

Desde el 16 de marzo de 2020 no hay atención al público en los juzgados, tribunales y altas cortes de nuestro país, y los términos judiciales de los procesos, con unas pocas excepciones, están suspendidos.

Ante esta situación atípica, en los últimos días el Consejo Superior de la Judicatura dio a conocer que los términos judiciales se reanudarán a partir del 1.º de julio, lo que permitirá que se reactiven los procesos que venían en curso antes de la pandemia, las audiencias y diligencias, los recursos y solicitudes ante los despachos judiciales, y la presentación de demandas.

A la par con este anuncio, el Ministerio de Justicia y del Derecho emitió el Decreto 806 de 2020 que implementó el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones en los procesos civiles, laborales, de familia, administrativos, disciplinarios, arbitrales; y en las actuaciones en las que las autoridades administrativas, como las superintendencias, ejerzan funciones jurisdiccionales (por ejemplo, en procesos de competencia desleal).

Entre los principales aspectos que deberán tener en cuenta los usuarios que requieran los servicios de la justicia, está el que todas las actuaciones se desarrollarán por medios virtuales, excepcionalmente, serán presenciales, pero cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad.

Además, las demandas y escritos se presentarán por correo electrónico; las audiencias se realizarán a través de herramientas tecnológicas como las plataformas Microsoft Teams, Zoom y Skype, entre otras; las actuaciones y escritos, incluidos los poderes, no requerirán firmas manuscritas, digitales, presentaciones o autenticaciones.

En tanto, las decisiones que se dicten y el cronograma de las audiencias estarán disponibles para consulta virtual, y las notificaciones podrán hacerse en las direcciones electrónicas.

El Consejo Superior de la Judicatura dio a conocer que los términos judiciales se reanudarán a partir del 1.º de julio, lo que permitirá que se reactiven los procesos.

En este contexto, mis recomendaciones para quienes tengan procesos o estén próximos a iniciarlos, serían mantener activo el correo electrónico, suministrarlo al juzgado y revisarlo de forma constante, porque allí se recibirán todas las notificaciones.

Se debe informar oportunamente a los despachos cualquier inconveniente tecnológico que se tenga para participar en una audiencia, efectuar cualquier actuación o remitir un escrito, a fin que las autoridades adopten las medidas pertinentes.

También, es importante anotar que cada juzgado asignará, previa solicitud de los interesados, turnos para asistir presencialmente a las instalaciones a realizar trámites que no se puedan llevar a cabo virtualmente; y en ciertos casos, los municipios, personerías y entidades públicas, desde sus sedes, podrán facilitar a las personas los medios tecnológicos para acceder a las actuaciones virtuales. 

Todos los que interactuamos con la justicia, a partir de ahora tendremos que estar pendientes de la página web de la Rama Judicial (www.ramajudicial.gov.co), pues allí se publicarán los horarios, canales de comunicación e información de cada juzgado, así como correos electrónicos y turnos de atención, entre otros. 

El Decreto 806 regirá hasta el mes de junio del año 2022, sin embargo, cada uno de sus artículos, incluido su término de vigencia, serán objeto de control automático de constitucionalidad por parte de la Corte Constitucional al tratarse de normas con fuerza de ley expedidas en el marco del estado de emergencia económica, social y ecológica.

La Corte Constitucional está llamada a establecer si las disposiciones del decreto se ajustan a la Constitución Política de Colombia, revisando, entre otros aspectos, si las normas son necesarias, respetan los derechos fundamentales, si están dirigidas a conjurar la crisis actual o evitar la expansión de sus efectos, y si existe relación entre esas medidas y las causas por las cuales se decretó el estado de emergencia.

*Twitter: @cristianfsl

Abogado en Garrido & Asociados y catedrático de la Universidad El Bosque. Especialista en Derecho Procesal, Derecho Comercial y Magíster en Derecho de Daños. Exjuez civil y exfuncionario de la Corte Suprema de Justicia. Miembro del Instituto Colombiano de Derecho Procesal. E-mail: cristianfelipe7@gmail.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.