Esta es la edad que usted debe tener para iniciar una startup exitosa

Estudio de un investigador de la Escuela de Negocios de Kellogg sostiene que en Estados Unidos las empresas de mayor crecimiento fueron fundadas por personas que en promedio tenían 45 años.

Los mayores de 40 tienen varias ventajas a la hora de fundar una startup Los mayores de 40 tienen varias ventajas a la hora de fundar una startup

Las empresas de base tecnológica, también conocidas como startups, son hoy uno de los motores que está impulsado la economía global. Prueba de ello son los casos de Facebook, Uber, Airbnb, Despegar o Spotify.

Generalmente este tipo de emprendimientos están asociados con jóvenes como Mark Zukerberg, el creador de Facebook, quien a sus 34 años se ubica como el octavo hombre más rico del mundo o Sergey Brin, quien cofundó Google a los 24 años.

Esto ha hecho, por ejemplo, que Zukerberg asegure en varias conferencias que "los jóvenes son sencillamente más listos" y, por ende, mejores para hacer empresas; al tiempo que Peter Thiel, cofundador de PayPal, entrega anualmente becas de US$100.000 a empresarios geniales de menos de 23 años.

Le puede interesar: Qué efectos económicos tienen los permisos de 6 meses que Suecia concede a los trabajadores para que funden sus propios negocios

Sin embargo, el favoritismo hacia los jóvenes en el ámbito empresarial fue puesto en duda por Benjamin Jones, profesor de estrategia en la Kellogg School of Management, quien considera que no necesariamente la juventud de los creadores de una startup es garantía para su éxito. Por el contrario, en la vida, las personas no suelen obtener sus mayores logros en la veintena, sino más bien en la madurez. Incluso los ganadores del Premio Nobel están alcanzando sus mejores resultados cada vez más entrados en años.

Junto con otros investigadores, Jones pudo constatar que, en Estados Unidos, los fundadores promedio de las startup de más rápido crecimiento tenían 45 años en el momento de la fundación. “Es más, un empresario de 50 años tiene casi el doble de probabilidades de registrar un triunfo aplastante que uno de 30”, sostiene un informe sobre el tema publicado por el portal Kellogg Insight, el cual presenta las investigaciones de dicha escuela de negocios.

Cambio de mentalidad

Recomendado: 5 claves para financiar su emprendimiento cultural y no morir en el intento

Una de las principales consecuencias de los hallazgos de Jones debe ser un cambio de mentalidad entre aspirantes a empresarios y entre quienes prestan capital de riesgo para dichos emprendimientos que, por general, son reacios a apostar por las personas de más edad.

Jones acepta que existe el estereotipo de que los jóvenes tienen mucha más facilidad para generar ideas transformadoras, pues suelen darle énfasis a la transformación y a la disrupción. Así mismo, el ser nativos de la era digital, les facilita tener un concepto más claro de cómo la tecnología puede satisfacer las exigencias de los consumidores.

A eso se suma, el hecho de que es menos probable que un veinteañero tenga una hipoteca o una familia que lo distraiga de sus metas profesionales. “Se pueden entregar en cuerpo y alma, hora tras hora, de un modo que las personas de más edad difícilmente pueden igualar, dadas sus demás responsabilidades”, dice Jones.

Le sugerimos: Cómo lo hicieron 5 sorprendentes historias de emprendedores que crearon negocios millonarios

No obstante, las personas ya maduras han tenido décadas para adquirir más sagacidad comercial, dotes de mando y capacidad para resolver problemas, características necesarias para el éxito de una nueva empresa. Y si bien es posible que estén menos al tanto de ciertas tendencias de consumo, y de los hábitos de los jóvenes en particular, es posible que sepan mucho más sobre otras oportunidades de negocio.

La investigación de Jones y sus compañeros, con 2,7 millones de emprendedores estadounidenses, sostiene que, si bien los fundadores de 40 años en adelante tienen una mayor tasa de éxito, no es claro si esta se debe a sus mayores habilidades de liderazgo, que cuentan con más recursos financieros o una red más robusta de clientes y proveedores.

Lo que sí pudieron comprobar es que una de las calves del éxito ha sido que los fundadores mayores de 40 crean una empresa en la misma industria donde ya han trabajado tres o más años. Esto les da el doble de probabilidades de alcanzar un rápido crecimiento.

“El mito de que las startup requieren a jóvenes como fundadores puede haber empujado a muchos jóvenes a correr riesgos imprudentes e impedido a personas maduras poner sus ideas en práctica”, sostiene Jones y recomienda a quienes están pensando en crear una empresa que se pregunten si están en el momento adecuado de su vida para hacerlo.

Para leer: Así es como las fintech están revolucionando el mundo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.