Esto debe hacer para pedir crédito a los 22 años

A esta edad se comienzan a tomar importantes decisiones sobre el futuro financiero, como por ejemplo, dónde obtener un crédito para sus necesidades o cuál es el sistema de pensiones que más le conviene.

Getty Getty

Usted que está joven tiene toda la vida por delante, seguramente acaba de salir de la universidad o acabó su carrera tecnológica y está buscando una oportunidad laboral para continuar persiguiendo sus metas. O quizá, quiere devolverle a su hogar algo económico y comenzar a ayudar con los gastos de la casa. Después de todo, sus padres hicieron un gran esfuerzo para ayudarle a su educación como profesional.

Después de ese trabajo que usted consigue, empezará a querer comprar sus cosas y quizá, con el salario mínimo de hoy, que está en $826.116 y un auxilio de transporte de $97.032 le quedará muy complicado tener el viaje que usted se merece, comprar el computador para cambiar ese que está ‘que saca la mano’, o el celular de última tecnología. Bien puede pedir prestado a un familiar o un amigo, o también puede considerar adquirir su primera tarjeta de crédito o pedir su primer crédito de consumo.

Pero ¿cómo pueden prestarle si usted empezó a recibir ingresos hace relativamente poco tiempo y solo ha ido al banco para abrir una cuenta de ahorros donde le pagan la nómina? Bueno, precisamente de eso se trata, con un producto de ahorro usted ya ha empezado a tener puntaje para su vida crediticia. Otra manera es haber manejado los pagos a tiempo de su plan de celular o del paquete de internet y televisión con su cableoperador.

Le tenemos: ¿Cómo se calcula la calificación crediticia de un colombiano?

También algunas entidades dan tarjetas de crédito con un cupo relativamente fácil de manejar y para eso se hacen alianzas con los grandes almacenes de cadena, como Jumbo, Alkosto, Éxito, Falabella, entre otros. De acuerdo con un reporte del Banco BBVA sobre el Perfil del Consumidor Colombiano, las transacciones con tarjeta de crédito están aumentando, con Bancolombia, Davivienda, Banco de Bogotá y BBVA como los mayores participantes en transacciones.

Al mirar las transacciones por tarjeta en cada sector, el valor más alto lo tienen los viajes online con una compra promedio de $290.200, compras digitales por $236.400, comercios online con $143.100 y ortodoncia con $89.800. En esas compras digitales puede haber diferentes ítems como artículos deportivos, zapatos, medias, etc. Entonces si usted está pensando en tener un crédito de consumo o una tarjeta de crédito ¿cuál es la opción si solo tiene 22 años?

Los “juguetes” tecnológicos que facilitan la vida son una de las razones por las cual los jóvenes acceden a créditos por primera vez. Según BioCredit, la aplicación que les permite a las personas acceder a un crédito totalmente digital a través de su celular, los smartphones, las tabletas, los smartwatchs y las soluciones de transporte como las patinetas eléctricas son algunos de los intereses de los millennials, quienes ven en las alternativas de financiamiento la opción más factible para poder adquirirlo.

Siga leyendo: Cómo prevenir que su tarjeta bancaria sea clonada y roben sus datos

Hoy en día con tan solo ser mayor de edad y tener documento de identificación vigente se puede hacer la solicitud de un crédito. Sin embargo, los jóvenes comienzan a buscar opciones de financiación desde los 22 años, cuando ya pueden demostrar ingresos que soporten la deuda a las entidades crediticias.

Oscar Gutiérrez, CEO de BioCredit comenta que “cuando se va a pedir un crédito por primera vez no es recomendable que se haga por montos muy altos, ni que se pidan para adquirir un carro, una moto o una casa, ya que los precios de estos productos son muy elevados y es necesario tener una vida crediticia bien construida para que haya más posibilidades de aprobación”.

Para el primer crédito se debe pensar muy bien el destino de la deuda. Si es para ocio y gustos personales, la cuota no debería exceder el 10% de su salario. Para que su crédito tenga más posibilidades de aprobación, debe tener en cuenta que:

#1. Las entidades crediticias siempre verifican que tenga cómo soportar sus ingresos. Es importante que cuente con los documentos necesarios que demuestren lo que gana para cubrir los pagos, como por ejemplo tener una cuenta bancaria activa de la cual se pueden obtener los extractos mensuales.

#2. Realizar un plan de pagos de acuerdo con sus ingresos mensuales y el monto de dinero a solicitar. Debe evaluar sus gastos fijos personales como alimentación, transporte y gastos de sostenimiento, y ver si el restante puede cubrir las cuotas. Por ejemplo, si tiene un ingreso mensual de $1.500.000 y sus gastos fijos son de $1.000.000, de la porción restante no debería utilizar más allá del 30% destinado a una cuota.

#3. Es muy importante explorar diferentes opciones de entidades crediticias, cuando es primer crédito es recomendable no solo fijarse en los grandes bancos, también puede apoyarse en entidades del sector solidario como cooperativas y fondos de empleados, que además dan muchas otras opciones de ahorro. Plataformas como BioCredit, pueden servir de guía para escoger la mejor opción.

#4. Pagar este primer crédito de la mejor forma, es importante para que en el futuro puedan acceder más fácilmente a créditos de mayor valor como crédito de vehículo, tarjeta de crédito, o de libre destino para gustos personales o vacaciones, entre otros. Con esta primera vez, está ganando puntos basados en su comportamiento crediticio que servirán a futuro.

#5. Es recomendable que el crédito no se extienda a muchas cuotas, de esta manera el pago será más rápido. En los primeros pagos, las cuotas cubren una porción más alta los intereses de la deuda y dejan un menor espacio de la cuota a cubrir el capital de la deuda.

Es importante recalcar que no se debe mentir en los formularios diligenciados y que siempre se deben tener los documentos que soporten ingresos. Hoy en día existen muchas opciones que ofrecen un portafolio de servicios crediticios, entidades y opciones para escoger correctamente el préstamo.

Plataformas como BioCredit (que se descargan e Appstore y Google Play) permiten a la persona acceder a un crédito digital con solo tener el programa en el smartphone, foto de la cédula y tomándose una selfie.

FP recomienda: ¿Cómo afecta a su historial crediticio los avances con tarjeta de crédito?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.