| 2/28/2019 8:00:00 AM

El ABC del blockchain, la tecnología que quita intermediarios

Este sistema revolucionario desaparecerá muchos de los procesos que funcionan en el mundo actualmente, que necesitan producir una enorme cantidad de información certificada en todo momento.

Qué es blockchain Las criptomonedas son posibles a este tecnología.

Del estruendo que ha generado la palabra ‘blockchain’ en los últimos años, han surgido muchas preguntas. Algunos lo asocian con el Bitcoin, otros con los contratos inteligentes. Lo cierto es que esta tecnología es la que ha permitido estos y muchos otros tipos de aplicaciones. Lo primero que hay que entender es que se trata de una tecnología que permite acceder a productos y servicios, sin necesidad de intermediarios.

Hay varios tipos de blockchains; públicas, privadas e híbridas. El uso más conocido es el de las populares criptomonedas.

De hecho, esta tecnología nació al mismo tiempo del bitcoin. Con esta tecnología emergente se construye una base de datos descentralizada que no puede ser alterada porque se distribuye entre diferentes participantes, protegida criptográficamente y organizada en bloques de transacciones relacionados entre sí, sistemáticamente.

Lea también: Bitcoin: 3 razones para entender el colapso de la criptomoneda y por qué puede seguir cayendo

Mauricio Tovar, codirector del Grupo de Investigación InTIColombia de la Universidad Nacional explica que la ventaja de la descentralización de la información que nos ofrece la tecnología ‘blockchain’ abre posibilidades de usarla para hacer transacciones, asegurar y compartir información e intercambiar valor entre personas y entidades que no necesariamente se conozcan, con confianza, seguridad y transparencia,  y sin necesidad de intermediarios.

“Blockchain tiene un gran potencial en sectores donde los usuarios y clientes perciban que las instituciones o empresas no estén ofreciendo servicios adecuados o no estén generando valor. Así mismo, en sectores donde los intermediarios estén centralizando información, datos y poder, sin que esta concentración se traduzca en beneficios para sus clientes”, resalta Tovar.  

En otras palabras, este sistema revolucionario desaparecerá muchos de los procesos que funcionan en el mundo actualmente, que necesitan producir una enorme cantidad de información certificada en todo momento.

Lo que se propone es que los procesos como las transacciones no queden centralizados, sino que se distribuyan en muchas copias, las denominadas cadenas de bloques. Con este método, no hay forma de que pueda entrar una transacción falsificada. Es decir, si se intenta falsificar o modificar un libro de contabilidad, no coincidirá con todas las demás copias, lo que evitará el fraude.  

Le puede interesar: 10 años del bitcoin: qué es, cómo funciona y dónde puede comprar

Con las aseguradoras, por ejemplo, si un viajero adquiere un tiquete de avión con seguro, al perder un vuelo podría recibir inmediatamente un reembolso sin necesidad de hacer un reclamo. Eso podría ocurrir inmediatamente por medio de un contrato inteligente.

En cadenas de suministro, varios de los miembros podrían compartir información en tiempo real y automatizar procesos. Eso contribuirá a reducir costos, fraudes y errores, así como a agilizar las operaciones.

De otra parte, el Gobierno podría habilitar una base de datos abiertos del Estado y en tiempo real para cualquier ciudadano con blockchain, así como la protección de información tan privada como las historias clínicas. Para momentos de participación ciudadana como las elecciones, garantizaría una autenticación fuerte, por la auditabilidad e inalterabilidad del voto electrónico.

En Estonia tienen una ciudadanía digital que funciona con esta tecnología. Los datos están siempre ahí y no se puede cambiar. Para que pueda funcionar todo este sistema, la transparencia y la trazabilidad son factores que priman.

El blockchain es una cadena de datos que están entrelazados y que no permiten modificación alguna después de su creación, generando más confianza y seguridad que instituciones tradicionales como los bancos, abogados, notarías, entre otros. 

Esta tecnología garantiza que las transacciones que hagamos a través del ella queden registradas en muchos lugares, y una vez verificadas, es prácticamente imposible modificarlas.

En términos generales, la confianza y seguridad que ofrece permite realizar transacciones persona a persona sin que necesariamente se conozcan, elimina los intermediarios, sin horarios de oficina y con costos más bajos que los actuales.

Le sugerimos: Así funcionan los cajeros para retirar bitcóin

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.