| 4/14/2019 10:35:00 AM

¿Cómo identificar que usted es de los que tiene inteligencia emocional?

Décadas de investigación sicológica demuestran que la inteligencia emocional es el factor crítico que diferencia a los exitosos del resto.

14 características de los inteligentes emocionalmente Las personas con inteligencia emocional tienen mejores resultados en el trabajo.

Está demostrado que para triunfar en la vida no es suficiente con tener un gran cociente intelectual. También se requieren otras habilidades blandas, que facilitan la socialización y que permiten llevarse bien con los demás y obtener las metas propuestas.

Esas habilidades comúnmente se reúnen en la inteligencia emocional, que no es otra cosa que saber manejar las emociones en el momento adecuado. “Es ese algo que todos tenemos y que es un poco intangible. Afecta la forma en que manejamos el comportamiento, exploramos las complejidades sociales y tomamos decisiones personales para lograr resultados positivos”, publicó en su página de LinkedIn el sicólogo estadounidense Travis Bradberry, quien escribió el libro Emotional Intelligence 2.0

Le puede interesar: 4 consejos para aumentar su inteligencia emocional

Décadas de investigación ahora indican que la inteligencia emocional es el factor crítico que diferencia a los exitosos del resto. De hecho, la conexión es tan fuerte que 90% de los mejores empleados tienen una alta inteligencia emocional.

Sin embargo, la inteligencia emocional es difícil de medir. También es complicado saber cómo mejorarla, por eso Bradberry publicó una lista de 14 factores que le permiten a una persona determinar si es inteligente emocionalmente.

 #1- Tiene un amplio vocabulario emocional

Todas las personas experimentan emociones, pero pocas pueden identificarlas con precisión a medida que ocurren. La investigación de Bradberry indica que solo 36% puede hacerlo, lo cual es problemático para el porcentaje restante de la población, pues las emociones sin etiqueta a menudo se malinterpretan. Esto lleva a decisiones irracionales y acciones contraproducentes.

Los inteligentes emocionales dominan sus emociones porque las entienden y las pueden verbalizar. Mientras muchos simplemente dicen sentirse "mal", ellos pueden señalar si se sienten "irritables", "frustrados", "oprimidos" o "ansiosos". Cuanto más específica sea su elección de palabras, mejor será su comprensión de cómo se siente exactamente, qué lo causó y qué debe hacer al respecto.

#2- Siente curiosidad por los demás

No importa si son introvertidos o extrovertidos, las personas emocionalmente inteligentes sienten curiosidad por las personas que los rodean. Esto es producto de la empatía, una de las puertas de acceso más importantes a un alta inteligencia emocional. Entre más se preocupen por otras personas y por lo que les pasa, más curiosidad tendrán sobre ellos

#3- Sabe cuáles son sus puntos fuertes y débiles

Las personas emocionalmente inteligentes no solo entienden sus emociones; sino que también saben para qué son buenos y para qué no. También tienen claro qué es lo que los motiva hacia el éxito. Al conocer sus fortalezas, saben cómo apoyarse en ellas y utilizarlas a su favor, mientras evitan que sus debilidades lo detengan.

 Recomendado:  Tener inteligencia emocional es buen negocio

#4- Saben perfectamente lo que le ocurre a los demás

Gran parte de la inteligencia emocional es también conciencia social. Es la capacidad de leer a otras personas y saber cómo están. Con el tiempo, esa habilidad convierte al inteligente emocional en un excepcional juez de carácter. La gente no es un misterio para ellos. Saben cómo son y entienden sus motivaciones.

#5- Son difíciles de ofender

Saben claramente quiénes son y, por eso, difícilmente las palabras de otro logaran sacarlos de casillas. Las personas emocionalmente inteligentes son seguras de sí mismas y de mente abierta, lo que los hace fuertes ante las burlas, incluso se burlan de sí mismos. Son capaces de trazar mentalmente la línea entre el humor y la degradación.

#6- Superan sus errores

Las personas emocionalmente inteligentes se distancian de sus errores, pero sin olvidar que los cometieron. Al mantener sus errores a una distancia segura, y aun así lo suficientemente cerca como para referirse a ellos, pueden adaptarse y ajustarse para el éxito futuro. Permanecer demasiado tiempo pensado en una equivocación vuelve ansiosas y tímidas a las personas, así como olvidarse completamente de los errores lleva a su repetición. La clave para el equilibrio reside en tener la capacidad de transformar las fallas para mejorar. Esto crea la tendencia a recuperarse cada vez que se cae.

#7- No guardan rencor

Las emociones negativas relacionadas con el resentimiento son, en realidad, una consecuencia del estrés. Es un mecanismo de supervivencia que obliga a huir cuando se enfrentan amenazas. Cuando la amenaza es inminente, esta reacción es esencial para la supervivencia, pero cuando se trata de una historia antigua, mantener el estrés causa estragos en el cuerpo y con el tiempo puede tener consecuencias devastadoras para la salud. De hecho, los investigadores de la Universidad de Emory han demostrado que aferrarse al estrés contribuye a la presión arterial alta y a las enfermedades del corazón. Mantenerse en rencor significa que estar aferrado al estrés, y las personas emocionalmente inteligentes saben que deben evitar ese sentimiento a toda costa.

#8- Neutralizan a las personas tóxicas

Tratar con personas difíciles es frustrante y agotador para la mayoría. Los inteligentes emocionalmente controlan sus interacciones con personas tóxicas, manteniendo sus sentimientos bajo control. Cuando necesitan confrontar a una persona tóxica, se acercan a ellas racionalmente. Identifican sus propias emociones y no permiten que la ira o la frustración alimenten el caos. También consideran el punto de vista de la persona difícil y pueden encontrar soluciones y puntos en común. 

#9- No buscan la perfección

Las personas emocionalmente inteligentes no establecerán la perfección como su objetivo porque saben que no existe. Quienes tienen a la perfección como meta, siempre se quedan con una persistente sensación de fracaso que les hace querer renunciar o reducir su esfuerzo. Terminan gastando su tiempo lamentándose por lo que no lograron y lo que deberían haber hecho de manera diferente en lugar de seguir adelante.

Le sugerimos: Descubra qué tanta inteligencia emocional tiene en su trabajo

#10-  Se desconectan

Estar siempre disponible, pensando en el trabajo o conectado a las redes sociales, expone a las personas a un bombardeo constante de factores estresantes. Forzarse a sí mismo a estar fuera de línea, apagando el teléfono le da a un descanso al cuerpo y a la mente. La tecnología permite una comunicación constante y la expectativa de estar disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana hace extremadamente difícil disfrutar de un momento libre de estrés fuera del trabajo. Las personas consientes de cómo les afecta cada circunstancia saben respetar el tiempo que se dedican a ellas mismas.

#11- Aceptan el cambio

Quienes son inteligentes emocionalmente también se adaptan con facilidad a los cambios. Dejan de lado el miedo que puede provocar cambiar de vivienda, trabajo o pareja y buscan la felicidad escondida.

#12- Duermen lo suficiente

Al dormir el cerebro literalmente se recarga, arrastrando los recuerdos del día y almacenándolos o descartándolos (lo que provoca los sueños) para al día siguiente despertar alerta. Las personas con alta inteligencia emocional saben que su autocontrol, atención y memoria se reducen cuando no duermen lo suficiente. Por eso, hacen del sueño una prioridad.

#13- Dejan de lado los pensamientos negativos

Cuanto más se reflexiona sobre los pensamientos negativos, más poder se les da. La mayoría de pensamientos negativos son solo eso, pensamientos, no hechos. Son una tendencia natural del cerebro para percibir amenazas (inflando la frecuencia o gravedad de un evento). Las personas emocionalmente inteligentes separan esos pensamientos de los hechos, para escapar del ciclo de negatividad y avanzar hacia una nueva perspectiva positiva.

Le puede interesar: Las 8 cosas que debe hacer para tener más inteligencia emocional

#14- No dejan que nadie limite su felicidad

Quien deja que su sentido de placer y satisfacción se derive de las opiniones de otras personas, no es dueño de su propia felicidad. Cuando las personas emocionalmente inteligentes se sienten bien por algo que han hecho, no dejan que las opiniones de nadie o comentarios sarcásticos se lo quiten. Si bien es imposible desactivar las reacciones que se sienten ante las opiniones otros, no hay que compararse con los demás. La clave está en la autoestima.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.