| 5/16/2019 6:02:00 PM

Las 5 frases que un líder con inteligencia emocional jamás debe decirle a sus empleados

Después que usted ha hecho el aprendizaje como para dirigir un equipo, se pone a prueba su capacidad de ser empático con los demás, pero al mismo tiempo, ser una persona que es seguida.

5 frases que no dicen los líderes con inteligencia emocional Getty

Después de un tiempo de aprendizaje usted ya quiere dar el salto a un puesto directivo dentro de una empresa. Puede que sea en la compañía donde está trabajando o en una nueva oportunidad laboral. Para eso se ha preparado, tiene diplomados, especializaciones o hasta una maestría. A lo mejor ya recorrió varios países y es una persona que ha estado en contacto con otras culturas. Y por si fuera poco, tiene el inglés, por lo que espera que sus ingresos laborales den un salto de mínimo el 40% o más.

La ansiada oportunidad de asumir el liderazgo puede llegar en cualquier momento. Pero para eso necesita también de habilidades blandas. Según un informe de la firma de selección de ejecutivos de alto perfil, Page Group, este tipo de competencias suaves son las nuevas protagonistas de los procesos de selección.

El mercado laboral en Colombia está en plena transformación, hoy las compañías buscan en sus procesos de selección y reclutamiento perfiles que cumplan con los requisitos técnicos de la posición pero, todavía más relevante, que tengan habilidades alineadas a la cultura de la compañía y a la línea de liderazgo propia de la empresa.

La formación académica sigue teniendo un peso relevante para elegir a los candidatos que ocuparán una vacante en específico. Sin embargo, el conjunto de competencias basadas en las relaciones interpersonales, el trabajo en equipo, la manera de liderazgo, entre otras, conocido como habilidades blandas, es fundamental para que un candidato sea o no elegido.

Las llamadas habilidades blandas se están convirtiendo en el gran diferenciador para quienes deseen tener una carrera ascendente dentro una organización. Hacen referencia a las aptitudes, rasgos de personalidad y valores del individuo, convirtiéndolas en requisitos difíciles de aprender o de moldear, a diferencia de los conocimientos netamente académicos, que a través de una estructura sólida de aprendizaje pueden lograr adquirirse e incorporarse en los roles profesionales que se desempeñen.

Es ahí donde usted tiene que desarrollar la inteligencia emocional, que no es otra cosa que la mezcla de comunicación y buen trato con sus colegas, pero al mismo tiempo capaz de resolver las crisis que se presentan cuando los demás con su actitud no dan los resultados. Entonces hay que disfrazarse del ‘policía bueno, policía malo’ y actuar. Así lo dice Marla Tabaka, colaboradora del portal Inc.com donde señaló las 10 frases que los grandes líderes de trabajo no usan. Vamos a mencionar las 5 más relevantes.

Le tenemos: ¿Por qué tener jefes abusivos puede hacer que usted se convierta en un buen líder?

#1. “Quiero que te empoderes para…”

Esta frase denota una disminución de poder del otro individuo y crea una atmósfera de codependencia. Si un empleado siente que debe tener su aprobación para hacer algo significativo, entonces puede dudar de actuar de manera autónoma. “Nos empoderamos nosotros mismos, nadie más puede hacerlo por nosotros”, señala Tabaka.

#2. “Puedes hacerlo mejor”

Otra frase que intenta motivar pero que en realidad no ayuda a la gente a  desempeñarse mejor. Cuando un empleado se va a casa y piensa que está actuando de manera inadecuada o incluso, se siente estúpido, no servirá para desempeñarse mejor en los proyectos.

En vez de advertirle a un miembro de equipo que puede dar más, recuérdele a todo el staff que tienen una fecha límite para terminar el proyecto y sacarla del estadio. Use frases tipo: “¿Recuerdan esa cuenta en la que hicieron un gran trabajo? Ellos todavía sigen con nosotros. Espero que podamos seguir adelante para completar el proyecto”.

#3. “Tengo solo un minuto ¿qué necesitas?”

Sus empleados hacen que su mundo siga girando, entonces saque tiempo y escúchelos. Por supuesto, siempre habrá ocasiones en que una persona se aproxime mientras usted va de camino a una junta, entonces no es mentira que solo tiene un minuto. En todo caso, existe una mejor manera de darse a entender entonces no intente disminuir el sentido de importancia de un subalterno.

Si usted tiene una política de puertas abiertas entonces debe usarla primero con su equipo. Así es, un buen gerente es alguien que se deja hablar, pero que su tiempo debe ser visto como valioso. Usualmente, este problema puede resolverse con reuniones diarias para hacer un rápido seguimiento o progreso o para recibir la retroalimentación y orientación.

Siga leyendo: ¿Por qué hay tantos jefes malos que no saben gestionar sus equipos?

#4. “Te ves bien en ese traje”

En estos días, esta es una frase obvia. Desafortunadamente, nos quedamos con muchos pasajes de ‘Las 50 sombras de Grey” que constituyen un incidente de acoso laboral en el lugar de trabajo. Aunque muchas personas disfrutan de un cumplido acerca de su aspecto es mejor mantener el foco en el desempeño laboral.

En el largo plazo, muchos empleados se beneficiarán más de aquellos cumplidos sobre su aporte laboral, que con un comentario sobre su apariencia.

#5. “Está bien, no debes preocuparte por eso”

Típicamente, esta frase es usada cuando algo no salió bien. Si un empleado comete constantes errores que salen caros a la empresa, o espontáneamente pide la tarde libre cuando usted más lo necesita, eso representa un problema.

 En vez de intentar disminuir el tema, pregúntele cómo se puede resolver. Esto animará a otros a pensar las cosas y considerar las consecuencias y las soluciones. Si realmente está bien, entonces no necesita agregar la parte de que ‘no es necesario preocuparse por ello”.

FP recomienda: Estos 4 hábitos parecen inofensivos y pueden dañar su carrera 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.