| 12/4/2017 6:44:00 PM

Las 4 maneras en que está destruyendo su agradable clima laboral

Muchos líderes no se dan cuenta que algunas prácticas están acabando con uno de los principales motores de motivación dentro de las pymes y las empresas. Hay que darse cuenta a tiempo, porque una alta rotación puede ser el comienzo del fin de un emprendimiento.

Ambiente laboral, cuáles son las 4 causas del mal ambiente laboral 123RF

¿Ha escuchado alguna vez del famoso clima laboral o clima organizacional y qué entiende por ello? Seguramente para usted es simplemente tener una relación de trabajo cordial con los demás compañeros, pero lo cierto es que muchas vinculaciones laborales terminan abruptamente debido a que no se manejó adecuadamente una situación, llegó alguien disociador a un grupo o no hubo un líder que ‘apretara’ a tiempo al equipo.

Siga leyendo: ¿Le tocó jugar de amor y amistad en la oficina? Pilas con estas cosas

Según Marcela Angeli, Directora de la División de Gestión de Talentos y Compensaciones para los países de habla hispana de Sudamérica de Willis Towers Watson, la creación de un clima laboral estimulante de una de las 8 claves en toda empresa para conservar el mejor personal. Para esta experta, el ambiente de trabajo es un pilar trascendental y decisivo al momento en que los empleados resuelvan irse o no de la empresa. Las personas necesitan desarrollarse en un contexto en el que puedan entablar relaciones sociales y a la vez, lograr sus objetivos profesionales.

Por eso, no hay que descuidar este aspecto y por más que usted crea ser un buen líder porque ‘es un querido’, la va bien escuchando a la gente, normalmente todos le quedan bien en sus tareas y asignaciones, no olvide que usted está bajo la supervisión no solo de sus jefes, sus propios subalternos le están observando y eso se ve principalmente en el clima laboral.

De acuerdo a Brent Gleeson, conferencista y autor de TakingPoint y colaborador de Inc.com, existen siete errores que los líderes cometen, sin darse cuenta que están dañando el clima laboral de su empresa o negocio. Es importante darse cuenta de ello con el fin de tomar los correctivos necesarios y evitar uno de los mayores sobrecostos para cualquier emprendedor: la alta rotación y el costo de dejar ir al talento más productivo y preparado.

“La cultura organizacional se construye de dos formas: #1. a través de un cuidadoso diseño o #2. completamente al azar, con el paso del tiempo. Para ponerlo de forma simple, es el resultado de rituales, conductas y experiencias que los líderes permiten que existan”, dice el especialista.

Las siguientes siete malas prácticas de liderazgo son para Gleeson, las causas principales por las que se deteriora el clima laboral, y lo crítico es que muchas veces se dan en las oficinas sin que los altos mandos se den cuenta.

#1. Poco rigurosas prácticas de adquisición de talento

Gleeson perteneció a las fuerzas especiales de la marina SEAL, y asegura que proteger la cultura del lugar es algo en lo que se hace mucho énfasis. “El estereotipo allí es tener tipos blancos de 6’,2” (1,88 m) que parezcan sacados de un cartel de reclutamiento. ¿Por qué? Porque eso es precisamente como nos vemos todos”, dice. Por eso, prefiere usar con cuidado el término ‘cultura fit’ porque da la impresión de una falta de diversidad. En realidad, en la marina hay una larga diversidad de todo tipo de personas dedicadas a diferentes actividades con la comunidad. Pero su estrategia de adquisición de talento se ha enfocado en buscar la primera línea de defensa, en lo que se trata de proteger esta cultura.

“Pero cuando los reclutadores solo contratan un tipo de habilidades, así no comparta los valores, la relación rara vez funciona y da la impresión que esa cultura no es tan importante”, explica.

Le contamos: 5 maneras de sobrevivir a un mal jefe, según un profesor de Stanford

#2. Mecanismos de recompensa inconsistentes

Gleeson recuerda que la mentalidad de los SEAL, en cuanto a clima de trabajo, la expectativa es trabajar con mentalidad de ‘todos somos uno todo el tiempo’. Un reconocimiento público individual no es algo a lo que apunten todo el tiempo. “Ocasionalmente uno recibe una medalla de reconocimiento público pero no es algo que sientas como merecido”, manifiesta el autor.

Y puntualiza “De eso se trata, de todos modos disfrutamos del reconocimiento público de nuestros errores y fallas y no dejamos que nada se nos haga a un lado. Es maravilloso y lo mejores es que no hay un departamento de recursos humanos donde podamos correr a llorar para eso”, agrega.

En un ambiente laboral bien definido, los comportamientos deseables son publicitados con recompensas. Los mecanismos de reconocimiento deben ser consistentes para que todos conozcan qué les espera. La inconsistencia lleva a la confusión y erosiona el clima de trabajo rápidamente.

#3. Toleran ciertos comportamientos

En cuanto al ambiente de trabajo, los líderes y administradores obtienen lo que ellos permiten tolerar. Por ejemplo, si la mediocridad es tolerada, en lo sucesivo el equipo de trabajo se hará mediocre y alcanzará resultados también mediocres. “Pero no estoy seguro de cuántos emprendedores o gerentes quieren eso realmente”, escribe Gleeson.

Si estos comportamiento no están alineados con el sistema de valores y se es permisivo con ellos dentro de la oficina, eso envía el mensaje que el liderazgo no tiene autenticidad y entonces algunas personas se permitirán tener una conducta alejada de los principios y valores de la empresa. Lo que lleva al siguiente punto.

#4. Se trabaja con los favoritos

Cuando esto ocurre, todo el mundo lo nota. Eso crea un ambiente tóxico donde la rotación de empleados se disparará (¡excepto por supuesto los que caen en la categoría de "favoritos"!) y la confianza se deteriora rápidamente, lo que tiene un impacto negativo directo en la salud financiera de cualquier organización.

No tiene nada de malo construir relaciones cercanas con algunos de los subalternos con los que se siente más cómodo y en confianza. Pero no hay que confundir esa cercanía con delegarles todo lo importante y dejar las sobras al resto del grupo. Cuando se crean esas cercanías, comienzan los chismes, las intrigas y es por eso que se dañan los buenos ambientes de trabajo.

También le tenemos: Las 8 claves para manejar el estrés

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.