| 1/24/2018 10:35:00 AM

Por evitar licencias de maternidad, banco coreano prohíbe a sus empleadas casarse

Se trata de una medida desproporcionada e inadmisible, según la opinión de un experto en temas laborales de la Universidad del Rosario.

Banco coreano, banco coreano prohíbe casarse a sus trabajadores Fabio Formaggio-123RF

Se dice que a los jóvenes de hoy no les interesa ni casarse o tener hijos. Es más, algunas investigaciones han informado que el significado de éxito no está hoy tan asociado a tener una casa o un vehículo. La plenitud mental es la principal motivación de los más chicos que quieren llenarse de experiencias, es a través de viajes, de libros, de amigos, de retos que buscan su crecimiento personal, más que pasar 8 horas en una silla rindiéndole cuentas a un jefe.

De otro lado, las empresas se quejan que la llamada generación Y o ‘millennials’ no buscan crecer dentro de las organizaciones, sino que rápidamente cambian de empleo, ya sea por un mejor salario o porque no se sienten influenciados por sus jefes. A veces, los empleadores dicen que un chico o chica no soporta trabajar bajo presión, o se sienten frustrados por el mínimo llamado de atención.

Siga leyendo: Un noviazgo en el trabajo, ¿un problema para usted o para la empresa?

Pero no es tan así, si nos vamos a la realidad, algunos patronos ‘se les va la mano’ en las medidas para tener el control de sus empleados: son muy relojeros con el horario, no dan permisos, no dejan trabajar desde la casa. En ocasiones abusan y terminan aburriendo a su gente, como es el caso del Banco Seamaul, cuya operación principal está en Corea del Sur.

Aunque los bancos son un sector muy conservador y tradicional, no deja de sorprender la última medida tomada por la citada entidad financiera, que en una de sus seccionales decidió prohibir a las mujeres de la compañía que contrajeran matrimonio en tanto sean empleadas de la firma. En caso de no obedecer, se someterían al castigo de finalizar su relación laboral.

El portal del diario The Korea Herald, dio a conocer la inusual situación donde las trabajadoras son forzadas a presentar su renuncia, cuando su empleador se entera que van a contraer matrimonio. La actuación de la sucursal está siendo investigada por las oficinas centrales localizadas en Gumi, de la provincia de Norte de Gyeongsang.

Una de las perjudicadas dijo en una entrevista a una emisora local: “Cuando empecé en mi trabajo me vi obligada a firmar un compromiso escrito donde tenía que renunciar en caso de llegar a casarme. Después de anunciar que tenía planes de matrimonio, un ejecutivo de la compañía me dio a conocer la fecha de mi salida”. El oficial señalado por la denunciante negó la ocurrencia de los hechos y manifestó que la salida se dio de manera ‘no forzada’, de acuerdo a la noticia del The Korea Herald. El medio también afirmó que la situación se ha presentado con cinco ex empleadas que consideran que fueron obligadas a renunciar contra su voluntad. 

Al parecer, la medida que implementó este banco obedece a que quiere que no haya aumentos en la natalidad de sus empleadas para evitar la ‘incomodidad’ de otorgar licencias y permisos de maternidad, y evitar la ausencia de empleados en la empresa.

Le tenemos: ¿Quiere ser feliz y exitoso? Según varios millonarios, el secreto está en enamorarse

¿Abuso o acoso?

Iván Daniel Jaramillo Jassir, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, al ser consultado por la información manifestó que al parecer, el banco quiere evitar la cascada de permisos en la empresa por casos de embarazos y por eso adoptó la citada cláusula, que no deja de ser polémica, por más que se diga que los jóvenes no ven el matrimonio o los hijos como una opción de vida.

“En el contrato colombiano eso sería desproporcionado y superaría la órbita de control que tienen los empleadores con sus empleados”, dijo el experto, al tiempo que añadió que ningún contrato puede prohibir a sus subordinados que puedan casarse o tener hijos, votar por algún candidato u obligarlos a tener alguna religión.

Aceptó que la discusión de si una persona puede establecer en la empresa una relación sentimental con alguien y casarse es válida cuando se trata del sector público, que para evitar el nepotismo y los conflictos de interés, un ministro no puede nombrar a su cónyuge en un puesto dentro de su ministerio, por dar un ejemplo.

Agregó que existe jurisprudencia donde solo es posible despedir a un trabajador que tiene una relación sentimental con alguien cuando esta ya pasa del ámbito privado y afecta la esfera pública. “A un trabajador lo despidieron de su empresa porque se supo que se había metido con la esposa de su jefe. Demandó y en ese caso el despido sí era procedente porque ya afectaba el clima laboral”, explicó Jaramillo.

Para el investigador, “en algunas empresas se adopta como práctica de los códigos de ética y conducta, la prohibición de asignación de espacios de trabajo a cónyuges y familiares cuando exista relación organizacional o de jerarquía sin perjuicio de las prohibiciones sobre nepotismo que rigen las relaciones laborales del sector público”.

El docente indicó que no cree que medidas así vayan a ser adoptadas por las empresas, ya que además de desproporcionadas, lo que se está observando es un descenso en la tasa de natalidad y por el contrario, los países más avanzados están preocupados por la situación y tratan de estimular que sus habitantes tengan hijos y se casen.

El Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, adscrito a las Facultades de Economía y de Jurisprudencia de la institución, surgió en 2014 como una iniciativa académica que busca establecer un diálogo directo con la sociedad sobre las principales problemáticas del mercado laboral.

FP le cuenta: ¿Su pareja tiene problemas financieros? Averígüelo con este test

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.