| 4/30/2019 8:35:00 AM

El ruido: otro enemigo de su productividad laboral

Se estima que 1.100 millones de jóvenes en el mundo (entre los 12 y 35 años) están en riesgo de pérdida de la audición debido a la exposición constante al ruido con fines recreativos (música prolongada). La situación de las personas con pérdida de audición mejora gracias a la detección temprana, el uso de audífonos e implantes cocleares.

Cómo puede el ruido afectar su rendimiento laboral Getty

Con la llegada de la tecnología muchas personas prefieren ‘desconectarse’ (suena irónico pero así es) del resto del mundo mediante unos auriculares para escuchar música de manera constante. Además, el trajín del día, los trancones, el tráfico y todo el ruido que se escucha en la oficina, como por ejemplo los empleados de call centers, fábricas, el mismo ruido de la oficina con los televisores y radios encendidos, todo puede derivar en complicaciones para nuestra audición.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) 466 millones de personas en todo el mundo padecen pérdida de audición discapacitante, de las cuales 34 millones son niños. Y se calcula que, en 2050, más de 900 millones de personas —es decir, una de cada 10— sufrirá una pérdida de audición discapacitante.

Le tenemos: 6 claves de los famosos para reducir el estrés

Usted probablemente no se ha enterado, pero el ruido puede terminar por afectar su salud, sumado al estrés y la fatiga que se sufre por la acumulación y exceso de trabajo. Para Julián Ramírez, otólogo y consultor de MED-EL, uno de los síntomas que sirve para detectar el daño al oído es la fatiga acústica. “Se presenta en personas que constantemente deben responder llamadas como secretarias o personas de call centers. Su rendimiento disminuye y puede presentar dolor de oídos y cefalea”, dice el especialista.

Según estudios médicos, los ambientes laborales tóxicos para el oído superan los 85 decibeles y por consiguiente en lugares de trabajo así las personas tienden a incapacitarse más. De acuerdo con un estudio de la ANDI (Asociación Nacional de Empresarios de Colombia) para el año 2016, en promedio, se presentaron 2018 casos de ausentismo laboral en cada empresa.

A su vez, esto demuestra que, por tercer año consecutivo, las incapacidades por enfermedad general siguen siendo la mayor causa de ausencias laborales. Ello es así puesto que, del total de los casos reportados, el 76,1 % provienen de causas asociadas a incapacidades por enfermedad general; el 19,1 % corresponde a otros permisos y licencias; y el 4,8 % corresponde a accidentes y enfermedades laborales.

Con esas cifras, se pone en riesgo la sostenibilidad de las empresas, señala el reporte, ya que el ausentismo laboral, por ejemplo, prolongado por las fallas que se presentan en la atención de las incapacidades temporales, presenta costos desproporcionados para las empresas, los cuales tienden a incrementarse y a extenderse en el tiempo como consecuencia de rigidices laborales que, por veces, se prestan para abusos.

FP recomienda: ¿Cuántas horas debe trabajar para no estar estresado?

Campaña contra el ruido

El pasado 25 de abril se conmemoró el Día Internacional de la Conciencia frente al Ruido, para recordar que en Colombia existen 500.000 personas sordas y cerca de 5 millones en riesgo de pérdida auditiva. El impacto del tráfico en ciudades como Bogotá, Medellín y Cali influyen en los factores externos que dan vida a la hipoacusia o sordera.

Trabajadores de industrias como los call centers, operarios de empresas de manufacturas, controladores aéreos, meseros de establecimientos nocturnos y obreros de la construcción, son algunos de los más afectados por el ruido, una de las causas de las hipoacusia o sordera, según la compañía austríaca productora de implantes cocleares, MED-EL.

Hay que destacar que el crecimiento desmedido de las ciudades, así como el uso inadecuado de los dispositivos tecnológicos, están propiciando que cada vez en el mundo haya más ruido y por ende, más personas con problemas de sordera.

“Infortunadamente como no tenemos esa cultura de detección vemos señales de alerta cuando la persona empieza a pedir que le repitan las palabras, se dejan de escuchar ruidos de frecuencias altas como las voces femeninas o los timbres de un teléfono”, comenta Andrea Bravo, directora Clínica para América Latina de MED-EL.

Quienes pierden la audición deben recurrir al implante coclear, un dispositivo que permite hacer posible el milagro de oír, de la mano de un proceso de rehabilitación que facilita que una persona sorda pueda no sólo tener una vida social normal, sino que no sea objeto de discriminación laboral por la ausencia de este sentido vital.

Aunque se calcula que 70% de las causas de la sordera tiene un origen congénito, es decir aquellas que determinan la pérdida de audición en el momento del nacimiento o poco después y que pueden obedecer a factores hereditarios y no hereditarios, o a complicaciones durante el embarazo y el parto, en la actualidad hay una tendencia a atacar a la población joven.

“Hay mucha hipoacusia (sordera) en pacientes jóvenes por cuenta del trauma acústico: tanto por el mal uso de audífonos como exposición a conciertos con ruido de alta intensidad. También vemos personas mayores con problemas auditivos por una gran exposición al ruido sin protección”, comenta el otólogo, Julián Alejandro Ramírez.

Generalmente las personas que más sufren de hipoacusia son los niños y los adultos mayores. Según cifras de la OMS, en la actualidad hay cerca de 34 millones de niños menores de 15 años con alguna discapacidad auditiva en el mundo, mientras que una de cada tres personas mayores de 65 años tiene algún grado de hipoacusia en la actualidad.

Siga leyendo: Los 3 malos hábitos que están haciendo que su estrés laboral empeore

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.