| 3/27/2019 7:34:00 PM

¿Qué debe decir cuando le preguntan por sus 3 defectos en la entrevista laboral?

Una búsqueda laboral tarda entre 4 y 6 meses, dependiendo de los estudios, la experiencia y la posición que está aplicando. Por eso, si llega a la etapa de la entrevista, no vaya a contestar lo que no se debe.

cuáles son los 3 defectos para decir en la entrevista de trabajo Getty

La búsqueda laboral es un proceso duro y más porque la situación en algunos sectores no está como para esperar una recuperación. De hecho, en enero de 2019 se reportó una tasa de desempleo de 12,8%, el más alto para ese mismo mes desde 2011 y de inmediato se dispararon las alertas.

Dicen que la búsqueda laboral en la capital del país está tardando entre 4 o 6 meses, pero eso puede ser muchísimo más, porque dependiendo del nivel de estudios logrado, o del conocimiento de otros idiomas, hay más apetito por los posibles candidatos.

Por eso es muy importante prestar atención a la entrevista de trabajo, donde las posibilidades de quedarse con el puesto están todas en sus manos. No es que después comiencen las excusas de un mal perdedor ¿cuáles son esas? Las que usted dice como por ejemplo ‘es que ya tenían elegido a alguien y se pusieron a hacer todo ese proceso’, ‘es que finalmente ese cargo, como que no era para mi’, ‘al cabo ni quería ser elegido’.

Le tenemos: ¿Un robot será su próximo reclutador en su proceso de selección laboral?

Porque si no quería ser el elegido ¿para qué perdió su tiempo y desperdició el tiempo valioso de sus seleccionadores? Finalmente, cuando llega la entrevista de selección usted tiene la oportunidad de hacer todas las preguntas y decir ‘ese trabajo es mío’. Pero, no cometa las equivocaciones típicas de los que no llegan a buen término en esta fase.

De acuerdo con Performia Colombia, firma que selecciona el talento más productivo para las empresas y reducir los indicadores de rotación, la entrevista es quizá la forma más tradicional y usada en la selección de personal, la herramienta más común de conocer y saber de primera fuente, teniendo al candidato cara a cara, cuáles son sus virtudes y defectos.

“Es el paso a seguir tras un proceso de gestión, reclutamiento de hojas de vida y selección de candidatos, y por irónico que parezca, es el paso en donde muchos contratistas, gerentes y reclutadores pueden equivocarse y cometer un error de contratación, de esos que pueden costar más que el proceso de selección en sí”, señala Jairo Pinilla, director de Performia Colombia.

Se pueden estudiar desde el lenguaje corporal hasta el discurso de la persona, pasando incluso por su forma de sentarse o su disposición frente al entrevistador. Pero la realidad es que una persona que necesite ser contratada, ya sea por dinero o por el simple hecho de entrar en la compañía, puede encontrar mil y una formas de hacer lo necesario para ingresar. Desde una personalidad avasallante hasta un despliegue de conocimiento y profundidad en el discurso super interesante.  

Incluso con toda la tecnología que pudo gestionar el proceso para llegar a este punto, a veces a estas alturas pueden cometerse errores, consecuencia de estos anzuelos que dejan a los entrevistadores confundidos y al terminar contratando a este personaje, basta solo un par de meses para darse cuenta que fue una mala decisión.

Le puede interesar: 7 errores inocentes que la gente comete en la entrevista de trabajo

El paso clave, los defectos

Los expertos en selección de talento señalan que llegada las últimas preguntas por parte del entrevistador se hace una que es definitiva

-¿Cuáles considera usted que son sus tres defectos?-

El candidato no sabe qué responder y empieza a dudar porque si dice que es malgeniado, no lo contratarán por conflictivo; si señala que es perezoso, no le darán responsabilidades; si dice que impuntual, será descartado. Y así con todos los defectos.

Pero lo que no puede usted responder JAMÁS es que usted no tiene defectos. “Uno nunca debe responder que no tiene ninguno porque eso sí demuestra un poquito de ego innecesario y que trata de esconder en la entrevista”, explica Juliana Bustamante, Team Manager de Hays, firma de selección de personal.

En el momento en que un candidato es requerido sobre este tema, el entrevistador está intentando es detectar qué oportunidades de mejora tiene el candidato, pero lo más importante, quiere conocer el plan de acción que tiene para subsanar la falla.

Frases que son claves en este punto pueden ser:

-Se me dificulta organizarme pero intento tener una lista diaria de cosas pendientes para mantener el orden-

-A veces soy un poquito acelerado, pero intento aprovechar eso para ser más competitivo-

Ese tipo de oportunidades de mejora que menciona, hace al entrevistado una persona que reconoce las fallas y que trabaja para subsanarlas.

Bustamante también señala que en esa pregunta, los entrevistadores ‘juegan’ en el buen sentido, con la personalidad del candidato porque quieren ver cómo reaccionan a esas preguntas. “Normalmente cuando buscamos un defecto o una oportunidad de mejora para este caso podemos utilizar cualidades como digamos ‘soy un poco acelerado’ pero eso al final te convierte en ser mucho más competitivo y lo más importante, más que qué palabras se deben usar al ser preguntado es mostrar un plan de acción, es decir, la persona qué ha hecho para mejorarlo”, manifiesta.

En resumen, si le preguntan por sus defectos usted debe pensar cómo volverlos aspectos positivos. Por ejemplo:

-Se me dificulta un poco relacionarme, pero intento primero entender a las personas y luego entro en confianza-

-A veces ante una falla me fustro y puede que me tome a pecho el error pero es que no quiero que por una falta, el trabajo de todo el equipo se vea opacado-

Pruebe con esas recomendaciones y le deseamos que el próximo empleo sea suyo.

Siga leyendo: ¿Cómo responder las 10 preguntas más populares de las entrevistas laborales?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.