| 1/17/2019 7:17:00 AM

¿Cuándo es obligatorio el incremento salarial en una empresa?

Llegado el inicio de cada año, los empleados esperan que la compañía para la que trabajan les de un incentivo económico, un aumento en su salario. Pero puede que eso no ocurra en todos los casos.

cuándo es obligatorio el aumento de sueldo anual iStock

Seguramente usted empezó el año con unos incrementos que están afectando sus finanzas y por ahora, como única manera de mejorar sus ingresos está contemplando que la empresa para la que trabaja le haga un aumento salarial. Pero se ha preguntado ¿Qué va a hacer si este año su empleador no le mejora el sueldo?

Tal vez crea que eso no será así porque sus resultados del año anterior fueron más que excepcionales, además usted estudió una especialidad o adelanta una maestría y por eso cree que su compañía le reconocerá eso en un aumento. O a lo mejor, ha escuchado el rumor que como el salario mínimo se incrementó un 6% para 2019, entonces ese es el aumento que le llegará en este año.

A los que sí les sube el sueldo son los profesionales que recibirán este año un salario integral, el cual para 2019 quedó en esto.

No se haga ese tipo de ilusiones y deje de creer en ese dicho de ‘¿Para dónde va Vicente? Donde va la gente’, es decir, no comience a creer lo que todo el mundo dice. En FP lo queremos aterrizar porque en tema de incrementos salariales, la Ley es muy clara. Según pudimos averiguar, solo el Código Sustantivo de Trabajo, en su artículo 148 dice lo siguiente: “Efecto jurídico. La fijación del salario mínimo modifica automáticamente los contratos de trabajo en que se haya estipulado un salario inferior.”

De acá se desprende de forma evidente que todos los contratos que han sido pactados con un salario mínimo de ingreso deben quedar automáticamente aumentados el 1 de enero de cada año. Pero ¿Qué pasa con los ingresos superiores al salario mínimo? Muchos se andan preguntando si por la situación de la compañía, ésta les hará un incremento de salario, o si la Ley obliga a los empleadores a realizar un aumento.

La situación legal actual

Si se siente frustrado porque escucha el rumor que en su empresa no harán aumentos por encima de lo estipulado en la Ley, le contamos cómo está la situación laboral para este año, antes de que tome la decisión apresurada de renunciar.

De acuerdo al informe de tendencias laboral del cuarto trimestre de 2018, que hace el portal especializado elempleo.com, el 2019 puede verse con optimismo para algunos sectores. El Banco Mundial prevé para Colombia un crecimiento del 3,3%. Según el último reporte del mercado laboral del Dane, el incremento de ocupación se vería reflejado de manera importante en los sectores de construcción, manufactura y transporte.

Seguir estudiando es importante porque mejora los ingresos. Este debería ser su salario, según su grado de formación

En estos sectores será de gran importancia la adopción de contenidos relacionados con desarrollo de tecnologías y big data, al igual que el sector agroindustrial. “Este debe ser un año mucho más movido en los aspectos de contratación, se empezarán a ejecutar los planes del Gobierno, las compañías ya no están a la deriva política y sentimos que será un año con la llegada de nuevos jugadores internacionales, con apuestas a nuevos proyectos, con sectores un poco más estables como el petrolero”, complementa Ximena Morgan, gerente general de elempleo.com.

Si bien el panorama es positivo para algunas actividades económicas, hay que estar cautos porque las empresas están mirando los impactos que tendrá en el 2020 la Ley de Financiamiento y pueden tomar medidas como recortar su personal, para ahorrar recursos que les permitan pagar sus obligaciones tributarias en la vigencia que viene.

Dicho esto, una manera de hacer un ahorro en las compañías es negando la posibilidad de hacer ajustes en el salario ¿Por qué? Porque no se sabe qué pasará en el 2019, porque el negocio no va bien y porque es mejor no hacer aumentos que puedan comprometer la situación. Usted también estaría de acuerdo en que es mejor mantener el trabajo actual este año por el mismo sueldo, en vez de ser despedido. Recuerde que afuera, los que están buscando trabajo, demoran entre 6 y 8 meses en volver a tener empleo.

Así que preste atención. Se ha presentado alguna confusión con fallos de tutela de la Corte Constitucional que han sido interpretados más con el deseo por parte de un sector de trabajadores. Eso se ha dado por su postura sobre el artículo 53 de la Constitución Política (igualdad de oportunidad para trabajadores, mínimo vital, derecho al pago oportuno) entendiendo que todos los salarios deberían aumentar anualmente, en el caso del salario mínimo, según lo establezca el Gobierno y que para los demás salarios, por lo menos el IPC del año anterior, de tal manera que el ingreso de los trabajadores no pierda poder adquisitivo de dominio.

Pero los fallos de la Corte Constitucional solo tienen efecto en la tutela que fue ganada, que en su momento fue favorable a unos empleados de la rama pública y por lo tanto no tiene aplicación general. Por su parte, la Corte Suprema de Justicia, en su Sala Laboral, como Juez máximo de los asuntos laborales, ha señalado que la única norma sobre aumento de salario es el artículo 148, afectando solo a los que reciben el salario mínimo pero no sobre los que ganan más.

Es decir, que no existe una norma que obligue a la empresa a incrementar ese salario, a excepción del mínimo salarial de cada año, máxime cuando la fijación del salario es un elemento consensual del contrato de trabajo, que implica la voluntad de las dos partes, y si estas no pactaron en el contrato la obligación de incrementar el salario de x o y forma cada año, difícilmente se podrá obligar a una de las partes que modifique su posición, pues se perdería el principio de consensualidad del contrato de trabajo.

¿Qué puede hacer la empresa si no hará incrementos?

Si por la coyuntura no habrá aumentos, eso desmotiva a los empleados y de inmediato se habla de un deterioro en el clima laboral. Pero está en manos del empleador que esa situación no ponga a los trabajadores contra las cuerdas sino que haya formas creativas de contrarrestarlo.

Más allá de los incrementos que pueden percibir algunos empleados, dependiendo de su contrato y asignación, el ambiente laboral puede mantenerse positivo si existe en primera instancia una claridad a este respecto, lo que impide que se generen falsas expectativas en el equipo de trabajo y que los empleados tenga transparencia sobre el funcionamiento de su nómina.

“En Hays, como consultores especializados en selección de gerencias altas y medias para diferentes industrias del país, hemos visto que mantener abiertos los canales de comunicación en estos procesos es fundamental, para que no existan dudas que puedan generar un clima laboral poco amable, que se vería reflejado en la convivencia, producción y desempeño tanto de los individuos como de los equipos de trabajo”, dijo Luis Camacho, manager en Hays Colombia.

Las razones para no hacer un incremento pueden ser muchas, y puede pasar incluso cuando la empresa se encuentra en una situación estable. No obstante, muchas veces las compañías acuden a las nuevas tendencias de beneficios extrasalariales para así brindar un adicional a sus empleados. Temas como días de trabajo en casa u horarios flexibles se han vuelto más comunes en las empresas, que tal como los empleados, valoran cada vez más un equilibrio entre la vida laboral y la vida personal. Esto permite que los empleados vean una dimensión más allá de su salario que les trae unos beneficios adicionales que antes no tenían.

Busque maneras de mejorar la situación, por ejemplo, implemente el salario emocional y algo mágico pasará con sus trabajadores

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.