| 6/25/2018 3:01:00 PM

¿Sospecha de un posible despido? Esté atento a estas 9 señales

Recibir más de una evaluación negativa, o ser ignorado por su jefe, puede ser una “alerta” de un posible despido. Por ello, es importante estar atento a las señales y hacer cambios antes de que esto ocurra.

Despido, señales de que vas a ser despedido 123RF

Aunque el 2018 ha sido un año que ha mostrado señales de recuperación en la dinámica laboral, todavía algunos empleadores se mantienen cautos frente a los indicadores de la ectividad económica y eso impacta directamente en sus expectativas de empleo. Según la Encuesta de Expectativas de Empleo de Manpower Group, correspondiente al tercer trimestre de 2018, los empleadores colombianos reportan planes modestos de contratación entre julio y septiembre de 2018. Con 13% de ellos pronosticando aumentos de personal, 5% previendo disminuciones y 81% manteniéndolo estable, el resultado es una Expectativa Neta de Empleo de +8%.

Por tamaño de empresas, las grandes compañías muestran una expectativa de empleo de 24%, las medianas muestran un 9% mientras que las micro un 2% y las pequeñas, 1%. Aunque se muetra en todas un comportamiento favorable a la contratación, por cualquier motivo una persona puede caer en desgracia con un jefe y ser objeto de un despido. Lo mismo sucede cuando la compañía es objeto de una adquisición y eso ocurre mucho hoy en sectores tecnológicos o empresas de servicios.

Le tenemos: La importancia de especializarse y subespecializarse para adaptarse a los retos laborales

Muchas veces un despido puede tomar por sorpresa a una persona, e incluso generarle shock. Sin embargo, al buscar explicaciones se dan cuenta de los cientos de señales que pasaron a su alrededor y que no identificaron, o pasaron por alto. Por ello, es importante estar atento a las señales y hacer cambios antes de que la decisión definitiva se tome.

“A pesar de existir claros indicadores de un despido, no hay que cerrarse a las posibilidades. En muchas ocasiones esta puede ser una estrategia para el empleador con el fin de hacerle notar el bajo desempeño a un empleado, buscando un cambio positivo, o puede tratarse de indicadores negativos del negocio en términos económicos. Es por esta razón que siempre se debe estar atento y hablar con el jefe para contar con información verídica, así como revisar la viabilidad de hacerle cambiar de opinión”, dice Fabiano Kawano, Country Manager de DNA Outplacement.

Existen cientos de razones por las que un empleador puede decidir dar por terminado un contrato. Coyuntura nacional, fusiones o indicadores negativos frente al negocio en sí. Esté atento a los siguientes 9 patrones que podrían indicar la salida de un colaborador:

#1. Desarrollar las tareas diarias es casi imposible: para demostrar que un empleado no es capaz de desarrollar su trabajo, es posible que un gerente le ponga las tareas más difíciles.

#2. Ha recibido evaluaciones negativas con frecuencia, e incluso advertencias: indica el bajo rendimiento de un empleado, especialmente cuando no cumple las expectativas del empleador. Recibir una evaluación negativa es normal, sin embargo, hacerlo varias veces, hasta recibir advertencias, significa que el jefe no puede lidiar con sus errores.

Siga leyendo: ¿Va a buscar empleo en el segundo semestre? En este sector le irá mejor

#3. Su carga laboral ha disminuido, así como sus recursos: aunque puede deberse a una cuestión de poca demanda, podría ser que su trabajo esté siendo entregado a otros. De igual forma, cuando un jefe no ve un retorno de la inversión claro opta por disminuir los recursos: recorte de presupuesto, beneficios, etc.

#4. Siguen sus pasos constantemente: si el jefe no se siente cómodo con sus resultados querrá conocer cada uno de sus movimientos solicitando informes de progreso diario y siguiéndole en su trabajo.

#5. No reconocen su trabajo: si antes reconocían sus logros y siente un cambio radical en la actitud de su jefe, rayando en apatía, esté atento.

#6. Ya no lo incluyen en las reuniones y es ignorado continuamente: esto pasa cuando pierden la confianza en su trabajo. Si ya no lo incluyen en reuniones, o no recibe correos importantes, esté atento.  Cuando su jefe critica su opinión o desconoce sus argumentos frente a temas relevantes e, inclusive, no le presta atención en reuniones informales, puede ser un signo de pérdida de relevancia frente a la estrategia de la compañía.

#7. Las empresas del mismo rubro están descartando perfiles como el suyo: es posible que suceda de acuerdo a las tendencias del mercado que, tarde o temprano, afectarán la empresa.

#8. Contratan personas de la misma área de manera abrupta, con funciones similares: muchas empresas contratan su reemplazo antes de anunciar el despido. Desconfíe de contrataciones sin aviso y con responsabilidades similares, así como la decisión de su jefe de compartir sus tareas con otras personas, sin que necesariamente tenga tanto trabajo.

#9. La empresa se fusionará: las fusiones generalmente duplican las funciones, por eso es natural que se den recortes en las dos empresas que ahora serán una. Las posiciones administrativas son las más afectadas, así como los más altos ejecutivos.

FP recomienda: Las 25 palabras que usted debe eliminar en su hoja de vida



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.