| 6/26/2018 6:20:00 PM

¿Por qué es tan difícil encontrar trabajo para una persona con discapacidad?

La Ley protege a los trabajadores que perdieron en su totalidad o gran parte su capacidad para trabajar. Para eso, se les paga las prestaciones laborales, como por ejemplo subsidios, indemnización permanente o pensión de invalidez. Pero los que desean reincorporarse enfrentan barreras difíciles de sortear.

Discapacidad, qué empresas emplean personas con discapacidad iStockphoto

El trabajo hace que una persona sienta que está aportando a la construcción de la sociedad. Cualquier individuo dentro de una comunidad pretende que su trabajo aporte valor dentro de la comunidad y el ecosistema que le rodea. Algunas personas se desempeñan en labores más arriesgadas que otras y están más expuestas a un accidente que les provoque una discapacidad.

Al momento de querer volver a incorporarse a otro trabajo, porque su situación las lleva a buscar un ingreso extra, deben enfrentarse a una dura realidad y es que los empleadores les restringen las oportunidades. Precisamente, el más reciente Informe Mensual del Mercado Laboral, realizado entre el centro de investigaciones económicas Fedesarrollo y Acrip Bogotá-Cundinamarca, reveló cuáles son los principales obstáculos a los que se enfrentan las personas con discapacidad que quieren formar parte de las estadísticas de trabajo.

Le tenemos: Entidades financieras deben tener atención adecuada a personas en condición de discapacidad

Para empezar, hay que anotar que desde la adopción en 2011 de la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD), el país adquirió la responsabilidad de diseñar, implementar y evaluar las políticas públicas que incluyan efectivamente a la población con discapacidad. El gobierno y las entidades gubernamentales han impulsado una serie de medidas para promover la inclusión social y productividad de las personas en esta condición.

Lo cierto es que, pese a los avances, aún existen desafíos importantes en el país. De acuerdo con los datos del Ministerio de Salud y Protección Social, apenas el 12% de las personas registradas con discapacidad se encuentra trabajando. Frente a su formación educativa, el 42% de las personas tienen como último nivel educativo aprobado la primaria, el 20% la educación secundaria y el 31% afirma no tener ningún nivel educativo.

Excluir de la vida laboral y productiva a las personas con discapacidad es algo inaceptable, dice el informe, no solo es inaceptable desde el punto de vista ético, sino que representa un costo importante para los países. De acuerdo con un trabajo realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) dentro de los factores que explican las pérdidas económicas asociadas con esa exclusión se encuentran: 1) la brecha entre la productividad real y potencial de las personas con discapacidad, que se genera por situaciones de baja educación, falta de accesibilidad física y de transporte; 2) las altas tasas de desempleo de las personas con discapacidad frente a las que no reportan discapacidad y 3) la diferencia entre las tasas de inactividad entre los dos grupos poblacionales.

Siga leyendo: ¿En qué sectores hay trabajo mejor pago en las regiones?

Entre las barreras para ingresar al mercado laboral se encuentra la brecha educativa de las personas con discapacidad frente a la población sin discapacidad, las barreras psicológicas que se reflejan en actitudes negativas hacia este grupo, y las dificultades que presentan las personas con discapacidad para acceder de manera efectiva a la información disponible de vacantes y hacer parte de un proceso de selección.

Discapacidad en Colombia

Según la investigación, las cifras de personas con discapacidad en Colombia están desactualizadas o tiene una cobertura nacional limitada. Los datos del Censo Nacional del 2005 indicaban que había 2,6 millones de personas con  discapacidad en el país, lo que supone una tasa de prevalencia de 6,3%. Por otra parte, datos más recientes del Registro de Localización y Caracterización de Personas con Discapacidad (RLCPD) - creado por el Ministerio de Salud y Protección Social - señalan que, con corte a febrero de 2018, hay identificadas 1,4 millones de personas con discapacidad. Como se ve, hay una diferencia de más de 1,2 millones de colombianos entre ambas estadísticas.

De acuerdo a una caracterización de la población con discapacidad, el 31% de ellas se encuentran incapacitadas de manera permanente para trabajar y no cuentan con una pensión. Apenas el 12% se encuentra trabajando y de estas, el 80% refirieron que se encuentran sin contrato laboral y solo el 7% afirmaba tener contrato a término fijo.

La barrera educativa es la principal limitante que enfrentan para ingresar al mercado laboral. El documento encontró que, según el Registro de Localización y Caracterización de Personas con Discapacidad (RLCPD), el 42% de los individuos encuestados tienen como último nivel educativo la primaria; el 20% cuenta con educación secundaria y 31% afirma no tener nivel educativo.

La poca inserción de las personas con discapacidad en los niveles de educación superior se explica por el difícil acceso a ella y la alta deserción que se presenta en edades tempranas, lo que se explica en buena parte por la falta de adecuación de las aulas a las necesidades de aprendizaje de las personas con discapacidad.

¿Qué se ha avanzado?

Muchas empresas han incluido en sus políticas de selección procesos donde la población con discapacidad pueda participar. Frente a la inclusión social y productiva de esta población, Colombia ha promovido una serie de incentivos e iniciativas para garantizar su participación laboral. Una de las medidas recientes fue la expedición del Decreto 2011 de 2017 por parte del Ministerio del Trabajo. Esta norma tiene como objetivo establecer un porcentaje de vinculación laboral de las personas con discapacidad en todas las entidades del sector público del orden nacional, departamental, distrital y municipal de las tres ramas del poder público.

Aunado a lo anterior, las agencias de empleo han desempeñado un papel crucial. Según los datos del Observatorio Laboral del Servicio Público de Empleo, desde el año 2013 hasta abril de 2018, se han registrado más de 15.600 personas con discapacidad.

De igual manera, el gobierno ha promovido leyes para incentivar la contratación de personas con discapacidad. En la Ley 1429 de 2010 - conocida como Ley del Primer Empleo - se establece un descuento en el impuesto sobre la renta y complementarios de los aportes parafiscales y otras contribuciones de nómina para las empresas que contraten personas en situación de desplazamiento, en proceso de reintegración o con discapacidad.

FP recomienda: Falsificar una incapacidad laboral puede dar hasta 9 años de prisión

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.