| 8/23/2017 6:48:00 PM

¿Por qué después de los 30 es que empieza a odiar su empleo?

La generación X y anteriores se enfrentan a nuevos escenarios laborales que les exigen ponerse a prueba. Y esto incluye mantener la motivación en sus empleos, pese a que parezca algo difícil de lograr.

Empleo, a qué edad es común odiar mi empleo 123RF

Al llegar a los 30 y algo, se supera una barrera de aprendizaje y el colaborador se convierte en un individuo que, con su trayectoria, puede aportar al manejo de un equipo, tiene el conocimiento para que se minimicen los riesgos en una operación o tarea, además que se supone, es más responsable con sus deberes. Sin embargo, se ha vuelto un lugar común creer que superada esta edad, las personas son menos atractivas laboralmente porque tienen ‘mañas’, o vienen con ‘su geniecito’ y algunas cosas que no atraen mucho a los reclutadores.

Existen algunos paradigmas sobre las personas adultas, según Jairo Pinilla, director de Performia Colombia, compañía que selecciona los trabajadores más productivos para las empresas. “Muchos creen que sólo los jóvenes manejan información actualizada y moderna, este factor depende de la personalidad del individuo más no de su edad”, señala.

Otro punto que piensan muchos empresarios, es que creen que las personas jóvenes gozan de mejor salud, por ende dan menos problemas a la empresa, ya que piden menos permisos y son más productivas. Este factor es relativo, tener una vida saludable no depende de la edad, sino del estilo de vida, condiciones genéticas o hereditarias. Por otra parte, muchos empresarios creen que las personas adultas tienen muchas "mañas” y es más complicado manejarlas.

Lo cierto es que una encuesta realizada por Robert Half, firma de recursos humanos para Reino Unido, encontró que los empleados mayores tienden a sentirse más infelices en el trabajo que sus colegas más jóvenes, de acuerdo a las respuestas entregadas por más de 2.000 empleados británicos.

El estudio, citado por la agencia Bloomberg, trajo el caso de Jean Prince, quien a sus 50 años empezó a trabajar para una compañía tecnológica británica, cerca de Cambridge, escritora de documentación de software. Aunque dice que se sentía afortunada, no estaba contenta. “El ámbito laboral se ha vuelto más impersonal y difícil”, dijo. “Todo se mide en estrictos términos de desempeño”, añadió al tiempo que manifestó que no se le valoraba ni se le quería.

Siga leyendo Olvídese de la rutina y acabe con el aburrimiento siguiendo estos tips

El reporte concluyó que uno de cada seis empleados mayores de 35 años dijo que se sentía infeliz, más del doble que en el caso de los menores de 35 años. Además, casi un tercio de los trabajadores de más de 55 dijo que no se sentían valorados, mientras que un 16% afirmó que carecía de amigos en su empleo.

Las razones son varias: el estrés de encontrar en un puesto alto o la decepción de no haber escalado lo suficiente en la carrera son las más comunes. También es cierto que los salarios pueden ser más altos, pero la vida empieza a hacerse más cara. “El equilibrio trabajo vida comienza a significar ocuparse más de los hijos en lugar de limitarse al manejo del estrés personal”, afirmó la consultora.

No valorados

Otra encuesta realizada por City & Guilds Group, organización de desarrollo de habilidades, concluyó que una quinta parte de los trabajadores mayores de 35 cree que sus empleados no valoran al personal de todas las edades por igual. Y un tercio de los trabajadores de más de 55 se sienten marginados por el personal más joven, según Capita Resourcing.

Le puede interesar: Preferimos el dolor al aburrimiento

También puede ocurrir que los jóvenes se aburren menos porque llegan con expectativas más bajas, mayores esperanzas y que no se encuentran agotados. Johanna Bodnyk, quien fue coordinadora de comunicaciones en el Centro de Estudios de Medio Oriente en la Universidad de Harvard, afirmó que estaba encantada de tener un trabajo cuando inició en su carrera. “Una vez te instalas, miras a tu alrededor y te preguntas si realmente lo disfrutas”, dice.

Pero hay maneras de luchar contra el aburrimiento, aunque requiere de mucho esfuerzo. Hacer amigos en el trabajo puede mejorar la situación, incluso así sea difícil encontrar tiempo para tomar algo después de la jornada laboral.

¿Cómo luchar contra el aburrimiento?

Si se siente estancado y aburrido en su empleo, intente con cambiar la situación, le damos algunas claves:

-Haga amigos: relaciónese con personas con sus intereses y que tenga temas en común. Pero trate de evitar los comentarios negativos, las quejas o el ‘corrillo de pasillo’ para hablar mal de los demás y solo para el chisme.

-Trate de variar de espacios: si siempre almuerza en el puesto, intente con no llevar una vez a la semana para conocer más del barrio donde trabaja. De una vuelta, lleve un libro, vaya al parque que está cerca. Ese espacio de más lo oxigenará.

-No se recargue de trabajo: intente que sus horas laborales le alcancen para lo que tiene que hacer. No pierda tiempo en la oficina para después estar llevando tareas a la casa. Acuérdese que por más que quiera acabar con todo, aparecerá un ‘adicional’ y que por más trabajo que adelante, siempre existirá más trabajo.

Le recomendamos Cómo lograr un crecimiento o ascenso en una empresa



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.