| 10/23/2017 10:52:00 AM

Por qué cuando bebemos alcohol nos resulta más fácil hablar un segundo idioma

Complemente sobrios, a veces nos resulta difícil hablar con fluidez una lengua que no es la nuestra. Pero, con un poco de alcohol, sentimos que podemos hilar una palabra con otra como si fuésemos un nativo. Un estudio explica por qué.

Idiomas, formas fáciles para para aprender un idioma Por qué cuando bebemos alcohol nos resulta más fácil hablar un segundo idioma Foto: 123RF

Si habla un segundo idioma, puede que le haya pasado: cuando intenta conversar con alguien se traba, le cuesta encontrar las palabras adecuadas y más aún pronunciarlas como es debido.

Pero si ha bebido un poco de alcohol, siente que las palabras fluyen y puede hilar una frase con otra con el aplomo de un nativo. No se trata de una impresión subjetiva, teñida de la embriaguez del alcohol, sin embargo.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Journal of Psychopharmacology, beber una dosis reducida de alcohol ayuda a mejorar la capacidad de hablar un segundo idioma.

Si bien es cierto que el alcohol interfiere con nuestra memoria y capacidad de atención y en este sentido puede ser una traba, también nos desinhibe, hace que aumente nuestra confianza en nosotros mismos y reduce la ansiedad social.

Y todo esto se traduce en una mejora de nuestra capacidad lingüística cuando interactuamos con otra persona.

Le puede interesar: 8 libros en inglés para aquellos que son “novatos” en el idioma

Desinhibidos pronunciamos mejor

Foto: Getty Images - BBC Mundo

Para poner a prueba esta idea —hasta ahora aceptada popularmente pero sin base científica— investigadores de la Universidad de Liverpool y del King‘s College en Reino Unido y de la Universidad de Maastricht, en Holanda, convocaron a un grupo de 50 alemanes que recientemente habían aprendido a hablar, leer y escribir en holandés.

A algunos les dieron una bebida que contenía un poco de alcohol (en cantidades variables según el peso de la persona) y a otros no. Los participantes debieron luego conversar en holandés con holandeses que desconocían quién había bebido y quién no.

Estos últimos evaluaron luego el desempeño de los participantes según a una serie de categorías.

Quizá le llame la atención: 6 cursos de inglés gratuitos online para diferentes niveles

Un análisis de estos datos reveló que quienes ingirieron alcohol, obtuvieron un puntaje más alto específicamente en la categoría de pronunciación. "Nuestro estudio muestra que el consumo de alcohol puede tener efectos beneficiales en la pronunciación de una lengua extranjera en gente que ha aprendido recientemente un idioma", señaló Inge Kersbergen, coautora del estudio e investigadora del Instituto de Psicología, Salud y Sociedad de la Universidad de Liverpool.

Poco sí, mucho no

Foto: Getty Images - BBC Mundo

El estudio mostró que el alcohol, no obstante, no tuvo influencia alguna en la forma en que los hablantes percibieron su propio desempeño. Los investigadores dejaron en claro que los beneficios fueron el resultado de la ingesta de una cantidad reducida de alcohol. Beber en exceso, añaden, puede no ayudarnos en absoluto a pronunciar mejor.

También puede leer: Los cinco errores más comunes que comete cuando habla inglés

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.