Estos 6 hábitos mentales le harán desarrollar su inteligencia emocional

No basta con conocer sus emociones, si quiere desarrollar esta habilidad blanda que identifica a los líderes también debe ser capaz de identificar qué causa la molestia en los demás.

iStock iStock

¿Qué le podemos hacer? A usted, a nosotros, a los amigos que conocemos, a nuestra familia, nos tocó vivir en una era frenética. Antes, para un nuevo invento la humanidad esperaba cientos de años, como el periodo que pasó entre la rueda, la invención de la escritura o el descubrimiento del fuego.

Después, las cosas se dieron con más rapidez y no es raro que hoy tengamos cada día un avance tecnológico nuevo, que soñemos con viajes espaciales para turistas, con realidad virtual y millones de cosas más. Sin embargo, eso nos ha transformado como personas, modifica nuestros comportamientos. Tenemos individuos más impacientes, que se irritan con demasiada facilidad, que cambian de temperamento como si se tratara del clima.

¿No le ha pasado a usted que está tranquilo en medio de algo y, porque se apaga su computador o porque se le cae la llamada del celular, estalla de enojo? Eso pasa porque usted se deja llevar por las emociones y controlar las situaciones es algo que aprenden las personas con inteligencia emocional.

Le tenemos: 6 habilidades que aprenden los buenos líderes, cuando son empleados

No es que estos personajes carezcan de sentimientos, sino todo lo contrario, los conocen muy bien y saben cómo se manejan, en situaciones de alta presión, donde todo el mundo se derrumba, pelea, discute, se vuelven líderes del equipo llaman a la calma y conocen tan bien al resto que proponen alternativas y soluciones.

El portal AboutEspañol.com hace un recuento de las características de las personas que tienen una alta inteligencia emocional y, por considerar que esta información es útil para su vida diaria, le hacemos un recuento:

  • Identifican las propias emociones: el resultado de esta identificación es que saben lo que están sintiendo en cada momento y por qué. Así se dan cuenta de cómo influyen en su comportamiento y pensamiento.
  • Manejan sus emociones: no se dejan llevar por los impulsos. Tampoco ‘tiran la piedra y esconden la mano’. Por eso no agreden en público para disculparse en privado, se calman a sí mismas cuando sus emociones son especialmente negativas e intensas.
  • Identifican las emociones de los demás: como entienden las emociones, son capaces de detectar las de los demás, lo que los vuelve empáticos, se preocupan y entienden los puntos de vista propios. Por eso, reconocen la dinámica de un grupo, se relacionan bien con los demás y los promueven como líderes.

¿Qué hacen en su mente?

El portal Inc.com acudió a Marcel Schwantes, director y fundador de ‘Leadership from the core’, una compañía de entrenamiento personal, para conocer qué hacen en su mente las personas con más inteligencia emocional. El experto destacó que el enojo es una de las emociones humanas más fuertes. Y también es muy normal expresar las emociones para tener una vida saludable.

“Pero existe un tiempo y momento exactos para el enojo y todos tenemos que aprender a manejarlo antes de que escale”, indica Schwantes.

Tras conocer muchos casos de personas que saben controlar esos sentimientos de rabia y frustración, el especialista encontró seis hábitos que tienen estos individuos y que podrían funcionar en usted, si comienza a aplicarlos hoy.

#1. Ponen límites a la gente que los hace irritar

El tener límites saludables significa que usted es lo suficientemente asertivo para confrontar y establecer esas barreras en personas particulares que invaden su fronteras físicas y emocionales. Es repetirse a usted mismo “Yo no voy a permitir que esta persona presione mis botones, tome ventaja de esta situación o irrespete mi autoridad”, y después, continúan su camino.

#2. Son capaces de ir hasta el fondo de por qué están realmente enojados

Las personas con inteligencia emocional se dan cuenta de la razón de su rabia y van a lo más profundo de lo que experimentan en la superficie. Ellos prueban, procesan, hacen una inmersión y se preguntan a sí mismos “¿Qué es lo que realmente está causándome esta ira?”, al ir unos pasos atrás y mirar la raíz de sus problemas, usted pronto se dará cuenta de que la causa de su enojo es una reacción a algo que lo está perturbando, usualmente, guarda relación con un asunto que está en el fondo de su ser. La rabia es un detonante de una emoción secundaria no resuelta.

Siga leyendo: Si desarrolla estos 7 rasgos de personalidad, tiene madera de emprendedor

#3. Ellos responden, no reaccionan

Chuck Swindoll dijo alguna vez “Entre más vivo, más me convenzo de que la vida es un 10% lo que pasa y un 90% de cómo respondemos a ello”. Las personas con más inteligencia emocional tienen la ventaja de que evalúan la situación, tienen perspectiva, son capaces de escuchar sin prejuicios y se contienen de reaccionar ante una situación. Estas son algunas maneras de responder cuando ocurre algo que hierve la cabeza:

  • Saben cuándo es que son presionadas a actuar por el impulso y se alejan entonces vuelven cuando se sientan en un espacio más tranquilo.
  • Su conocimiento de qué los está molestando hace que procedan a hablar con alguien para obtener una perspectiva y entendimiento diferente de la situación
  • Son capaces de advertir a sí mismos las consideraciones potenciales de perder el control de sus emociones.

#4. Se toman una pausa de 6 segundos

¿Por qué ese tiempo y no otro? Porque los químicos que activan las emociones dentro del cerebro, usualmente se demoran 6 segundos. Durante el tiempo de exaltación, si toma una pausa corta, el flujo de los químicos hará que usted se tranquilice y tenga ‘cabeza fría’.

#5. Se acercan primero que el otro, tras una discusión

La tendencia de muchos humanos es permitir que el enojo y el resentimiento hagan su fiesta después de una discusión o malentendido y después, cortar de tajo a la persona de nuestras vidas o a menos que esa persona se acerque y ofrezca una disculpa. Pero a pesar de ser conveniente, es un plan muy tonto. Una persona con la suficiente madurez no permite que su ego lo maneje a expensas de perder una amistad. Ese acto de humildad y valentía hará maravillas en nuestras relaciones.

#6. Ven el lado positivo

Enfrentémoslo: después de una pelea, la ira no nos hará desaparecer si tronamos los dedos. Si los humos siguen altos y suben en su cabeza después de horas de discusión, hay que tener conciencia y hacer un esfuerzo intencional para cambiar a positivo. Usted puede hacer las siguientes dos cosas:

  • Tenga meditación de agradecimiento: tome una hoja y gaste dos minutos para hacer una lista de todas las cosas que tiene que estar agradecido por las últimas 24 horas. Shaw Achor, referente de la psicología positiva, dice que al hacer este ejercicio por 21 días continuos, estará entrenando el cerebro para detectar lo positivo por encima de lo negativo.
  • Practique la empatía: escoja mirar a las personas que están equivocadas para usted de una manera diferente. imagine qué circunstancias los están retando y que por eso están teniendo esa reacción de enojo a usted. En la empatía, usted será capaz de entender qué causa la frustración en los demás.

FP recomienda: Si tiene estos 10 hábitos lo más seguro es que tarde o temprano se vuelva exitoso

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.