| 9/24/2018 5:59:00 PM

¿Sueña con un aumento? Vea cómo esta empresa hizo felices a sus empleados

The Motley Fool celebró un evento de un día en el que se animó a los miembros del personal a pedirle a su gerente más dinero. Incluso los que fueron rechazados salieron con una recompensa.

La compañía que ofreció a sus empleados $200 dólares para que pidieran un aumento (Getty Images)

Recibir un aumento salarial no suele ser tarea fácil. Hablarlo con el jefe y llegar a recibir una contraoferta laboral puede producir tanto nerviosos como ansiedad, sobre todo si el jefe llega a ser más del lado oscuro que del lado amable.

En Colombia y en muchos otros países del mundo, las oportunidades de ascender en las empresas siguen siendo limitadas. Normalmente los gerentes prefieren pagar menos por más trabajo, y esto termina siendo la causa por la que muchos empleados buscan futuro en países del extranjero.

Es por esto que una firma financiera con sede en Alexandria, Virginia, Estados Unidos, sería el sueño de muchos que por miedo o por políticas empresariales no han recibido ese aumento que tanto desean. La noticia fue relatada por Christine Lagorio-Chafkin en Inc.com.

Siga leyendo: Estos son los beneficios que las empresas ofrecen para motivar a sus trabajadores

The Motley Fool fue fundada en 1993 como un boletín de finanzas por los hermanos David y Tom Gardner. Es una empresa que no tiene código de vestimenta, y permite a sus empleados elegir algunos beneficios personales, por ejemplo, cortes de pelo, además de su programa de salud estándar y su paquete 401(k), un plan de jubilación patrocinado por el empleador.

No se otorgan títulos formales en The Motley Fool, cuyo nombre fue tomado de “Como gustéis”, de Shakespeare. Debajo del nombre en la tarjeta de presentación de cada empleado se encuentra el título "tonto".

El enfoque original de la compañía le valió el primer lugar en la lista de Glassdoor de los mejores lugares para trabajar en 2014. Ahora, The Motley Fool se centró en construir una cultura que no solo asegura que sus empleados estén cómodos y felices, sino que también satisfagan sus carreras.

Un elemento importante de eso, por supuesto, es la compensación, por lo que los ejecutivos alentaron a los más de 300 miembros del personal a solicitar más sueldo, como parte de un evento oficial en julio al que la compañía denominó "Día de Pregunte por un aumento".

Tom Gardner, director ejecutivo de la compañía, y Kara Chambers, vicepresidenta de operaciones de personas, habían visto cómo las negociaciones salariales han jugado un papel importante en la brecha salarial de género.

Históricamente, los hombres han pedido aumentos con más frecuencia que las mujeres. Las solicitudes de los hombres se cumplieron con más frecuencia, y las mujeres se arriesgaron a múltiples formas de reacciones violentas solo por preguntar.

Gardner y Chambers también pensaron que los extrovertidos estarían más inclinados que los introvertidos a instigar el proceso de aumento. "Queremos intentar reducir el sesgo que puede crear un obstáculo para el éxito de cualquier miembro de nuestro equipo o cualquiera de nuestros grupos de interés", dice Gardner. Entonces, propuso a otros ejecutivos en junio: "¿Qué pasa si lo abrimos y todos piden un aumento?".

Para cuando se anunció el Día de Pregunte por un aumento, el concepto había evolucionado para incluir el entrenamiento de Chambers y sus colegas departamentales para los empleados que decidieron participar, incluida una evaluación de su posición y un rango razonable de salario. También incluía un incentivo: incluso a los empleados que no lograron obtener su aumento o promoción deseado se les otorgarían $200 dólares por preguntar.

Le puede interesar: En estos sectores debería trabajar para recibir mejores aumentos de sueldo

Al final, alrededor de la mitad de los empleados de la compañía optaron por participar en el asesoramiento laboral previo y el análisis salarial, y sentarse con su jefe para solicitar un aumento. La mayoría de los que participaron recibieron aumentos de entre 3 y 10%, dice la compañía. Solo alrededor de un tercio se fue con solo $200 dólares.

Sorprendentemente, todos esos aumentos no quebraron a The Motley Fool, dice Chambers. El programa aparentemente costoso no excedió el presupuesto anual estándar de su departamento para las revisiones de compensación. "No se necesita un gran presupuesto para hacer algo como esto", dice ella.

Uno de los orgullosos empleados que recibió un aumento fue el analista de inteligencia empresarial Johnnie Weathersby, un veterano de Motley Fool de cinco años que, con 32 años, nunca había pedido un aumento en toda su carrera. "Siempre había sentido que si merecía un aumento, obtendría uno", dice Weathersby. "Y eso no sucedió automáticamente".

Gardner, cofundador y director ejecutivo de The Motley Fool, dice que aprecia la posibilidad de que los empleados piensen y hablen sobre sus trayectorias profesionales y el alcance de sus trabajos actuales.

Conseguir que los gerentes y los empleados se pongan de acuerdo sobre los objetivos no es fácil, y este fue un paso. Él dice que en el futuro le gustaría ver más transparencia sobre el salario y los objetivos, de modo que los gerentes y los empleados estén sentados al mismo lado de la mesa, mirando los mismos datos. Para él, la mentalidad de un gerente debería ser: "Al igual que usted, queremos que gane más dinero, ¿cómo lo logramos?".

La compañía está ansiosa por repetir el evento en el futuro. Gardner bromeó que aunque estaba orgulloso del concepto de Día de Pregunte por un aumento, cualquier edición futura probablemente tendría lugar durante una semana o un mes ya que fueron demasiadas reuniones para solo un día.

¿Cuál fue el mejor resultado? El evento en realidad impidió que un empleado abandonara la empresa, según los ejecutivos. Además, el desglose de género de los solicitantes de ascenso refleja la composición de la empresa en su conjunto. Y, en una encuesta realizada regularmente a los empleados de The Motley Fool, a la pregunta "Siento que me pagan de forma justa", las respuestas positivas aumentaron en 13 puntos.

"Eso fue realmente valioso", dice Chambers. Apostaríamos que algunos "tontos" también lo piensan así. Y no serían los únicos. Aunque soñar no cuesta nada, esperamos que algún día esta política empresarial se propague como virus alrededor del mundo.

FP recomienda: Por qué la gente no se queda en las empresas

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.