| 11/11/2020 4:11:00 PM

Lecciones de liderazgo de Nelson Mandela para enfrentar grandes adversidades

Nelson Mandela fue un líder innato que, en su lucha para acabar con el apartheid, dejó muchas lecciones de liderazgo efectivo en las adversidades.

Lecciones de liderazgo de Nelson Mandela para enfrentar grandes adversidades Lecciones de liderazgo de Nelson Mandela para enfrentar grandes adversidades

Nelson Mandela experimentó y superó muchas pruebas en su lucha para acabar con el apartheid y, en el camino, fue un líder icónico que dejó múltiples enseñanzas a la comunidad de líderes políticos y empresariales del mundo. 

Aunque enfrentó los desafíos del apartheid y la cárcel, Mandela mejoró las vidas de millones de compatriotas, como activista, académico y líder; y su historia ha dejado muchas enseñanzas para la posteridad

Estas son 7 lecciones de liderazgo de Nelson Mandela.

Lidere desde atrás

“Es mejor liderar desde atrás y poner a otros al frente, especialmente cuando celebras la victoria cuando ocurren cosas buenas. Tomas la primera línea cuando hay peligro. Entonces la gente apreciará el liderazgo”. 

Mandela siempre escuchaba la discusión y los debates antes de entrar en la conversación. Decía que “el trabajo de un jefe no era decirle a la gente qué hacer, sino formar un consenso ".

A menudo presentaba la analogía de liderar desde atrás y solo pasar a primer plano cuando existe una necesidad absoluta de tener un liderazgo fuerte para asumir el control. 

Así, un buen líder debe recordar que sus equipos saben cuáles son sus funciones. La microgestión no necesariamente es el mejor enfoque para la gestión de equipos y los miembros del equipo pueden trabajar mejor si se les hace sentir capaces y apreciados.

La pasión lleva a la perseverancia

“Todos pueden superar sus circunstancias y lograr el éxito si están dedicados y apasionados por lo que hacen”

Encontrar una causa por la que luchar y por la que sentir pasión, hace que seamos más perseverantes para alcanzarla. 

Como ocurre con la mayoría de los gestores del cambio, el camino de Mandela estuvo lleno de desafíos, pero nunca abandonó la lucha. Su pasión por la causa era más grande que la amargura.

Si Mandela enseñó algo, fue a construir nuestras vidas y trabajar en torno a una causa noble y que nos apasione. Cuando alguien se involucra en lo que cree profundamente, su energía aumenta y se convierte en un imán para las personas que comparten las mismas convicciones.

No espere que el camino del cambio sea fácil

Los negocios y el mundo empresarial en general están llenos de obstáculos. La innovación y el cambio rara vez siguen un camino lineal y ordenado, e impulsar el cambio a menudo necesita de mucho sacrificio. 

Si fuera fácil todos lo estarían haciendo, pero el hecho de que enfrente dificultades y frustración no significa que lo que está haciendo sea incorrecto. 

Resolver un problema que realmente importa, o hacer un cambio que realmente vale la pena es difícil de conseguir. Se requiere valor para superar las pruebas y, en última instancia, hacer realidad su visión. 

Es preferible tener un buen resultado a tener la razón

“Un buen líder puede entablar un debate franco y exhaustivo, sabiendo que al final él y el otro lado estarán más cerca y, por lo tanto, emergerán más fuertes. No tienes esa idea cuando eres arrogante, superficial y desinformado.

En las relaciones interpersonales, en la política y en los negocios, se puede concentrar la energía en tener la razón o tener un buen resultado. El primero a menudo se trata del ego y se centra en el pasado, mientras que el último está orientado al futuro y se centra en lo que en última instancia está tratando de lograr.

Así, para tener éxito se necesita tener la capacidad de dar y recibir para que todas las partes ganen. Mandela nos recordó que el mundo puede ser un lugar mejor, pero solo si trabajamos juntos.

Transparencia

Los grandes líderes son honestos, abiertos y transparentes, comparten sus pasiones y no dudan en apoyar las causas en las que creen. Mandela fue tan transparente que sus palabras y acciones en apoyo a su causa lo llevaron a la cárcel.

Ya sea liderando en política o en negocios, al tomar decisiones estratégicas, determinar cambios o enfrentar problemas que impactan a los empleados o seguidores, los líderes exitosos son transparentes en cuanto a por qué creen en una causa o tomaron una decisión.

Compasión

La base de un buen liderazgo es el carácter honorable y el servicio desinteresado, una característica que Mandela tenía en abundancia.

Los grandes líderes sienten compasión por las personas y se preocupan por las situaciones personales y profesionales de sus colaboradores. 

Cuando los líderes muestran compasión y comprensión, a las personas les resulta más fácil darse cuenta de que están interesados y preocupados por el bien común, y no son egoístas y distantes, como suelen parecer los líderes.

No dejarse intimidar por las dificultades

"Siempre parece imposible hasta que se hace". - Nelson Mandela

Esa cita refleja que aunque la vida esté marcada por la enfermedad, la tragedia, la desgracia y el dolor, nunca debe desanimarse ni rendirse. Las experiencias negativas pueden enseñar más que cualquier otra cosa y mostrarle que debe permanecer fiel a sus valores y ética. 

Mandela quería liberarse del apartheid y, aunque cambió de estrategia, nunca cambió ese principio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.