| 11/17/2020 11:18:00 AM

Los 9 errores que se deben evitar en las entrevistas de trabajo

Lo que hace en una entrevista de trabajo se considera como una muestra de cómo será usted en el ambiente laboral. Demuestre que su contratación sería de gran valor agregado para la empresa y no cometa estos errores.

Los 9 errores que se deben evitar en las entrevistas de trabajo Los 9 errores que se deben evitar en las entrevistas de trabajo

Una buena entrevista de trabajo es el primer paso en el camino a convertirse en el mejor candidato a contratar. Sin embargo, es fácil cometer errores, pues estar bajo el foco de atención de un entrevistador puede provocar nervios y hacer que hablemos mal. 

Una entrevista de trabajo es siempre una situación difícil. Como candidato, está muy nervioso porque hay mucho en juego y la forma en que responda una pregunta en particular puede influir en sus posibilidades de ser contratado.

Lo peor es que, a veces, es posible que ni siquiera se de cuenta de que está cometiendo un error. Por ejemplo, algunos solicitantes de empleo no se dan cuenta de que no es aceptable entrar a una entrevista con una taza de café o una botella de agua; hacerlo es demasiado informal para un entorno de entrevista.

Entonces… ¿Qué es lo que no debe hacer en una entrevista? Estos son los errores más comunes en las entrevistas de trabajo. 

Vestirse de manera inapropiada

Si bien la apariencia no lo es todo, pues el desempeño en el trabajo es más importante, las personas nos juzgan por nuestra apariencia. Más aún si se trata de la primera impresión que se va a llevar el entrevistador de usted. 

En una entrevista de trabajo, es importante lucir profesional y pulcro. Aunque su atuendo puede variar según el puesto que está solicitando y la industria, es fundamental estar bien vestido, sin importar la empresa a la que esté solicitando el puesto. 

En general, evite la ropa casual, llevar joyas llamativas, ropa manchada o arrugada, usar mucho maquillaje, llevar un perfume fuerte, pantalones rotos, escotes, camisetas y ropa deportiva. 

En las entrevistas de trabajo, es importante lucir profesional y pulcro. En las entrevistas de trabajo, es importante lucir profesional y pulcro. 

Llegar tarde

Todo el mundo sabe que las primeras impresiones son muy importantes para conseguir un trabajo, pero ¿sabía que puede dar una mala primera impresión incluso antes de llegar a la entrevista?

Llegar tarde no solo sugiere que gestiona mal su tiempo, sino que es una falta de respeto con la empresa y el entrevistador. 

Asegúrese de no llegar tarde. Reserve su tiempo para llegar a la entrevista cinco a diez minutos antes. De esa manera, si surge algo imprevisto en su camino hacia la entrevista, tendrá algo de tiempo.

Llevar una bebida a la entrevista

Deshágase del café, la gaseosa o la botella de agua antes de entrar a la entrevista. Si necesita tomar algo, hágalo antes de llegar a la entrevista.

No solo es poco profesional ingresar con una bebida, sino que durante la entrevista debe concentrarse en una sola tarea: causar una buena impresión, responder preguntas, mantener contacto visual y prestar atención durante todo el proceso.

Tener una bebida frente a usted crea la oportunidad de distraerse, por ejemplo, puede jugar con la taza o perderse una pregunta mientras toma un sorbo. 

Y, aunque puede ser una posibilidad poco probable, llevar una bebida a la entrevista también da lugar a otros accidentes desagradables, como derramar la bebida sobre el escritorio, sobre ti o incluso sobre el entrevistador.

Usar el celular

Antes de llegar a la entrevista silencie su teléfono. No hay nada más molesto que estar hablando con alguien y que el celular suene o vibre. 

Además, tenga en cuenta que enviar mensajes de texto no solo es grosero y perturbador, sino que es un mensaje para su posible empleador de que conseguir el trabajo no es su principal prioridad.

Por estas mismas razones, no conteste llamadas y no las haga durante la entrevista. Para resistir la tentación de revisar su celular, guárdelo por ese tiempo. Si accidentalmente se olvida de apagarlo, resista la tentación de verificarlo si recibe un mensaje o una llamada.

Antes de llegar a la entrevista, silencie o apague su teléfono. Antes de llegar a la entrevista, silencie o apague su teléfono. 

No saber nada sobre la empresa

No permita que su empleador potencial lo deje en blanco con la pregunta: "¿Qué sabe acerca de esta empresa?" o "¿Por qué le gustaría trabajar aquí?" Estas son dos de las preguntas más comunes y más fáciles de responder si hace la tarea de investigar un poco antes de la entrevista

La información de antecedentes, historia, la ubicación, las áreas y la misión y visión, están disponibles en la sección "Acerca de nosotros" en la mayoría de los sitios web de las empresas. 

Revíselo con anticipación, luego imprímalo y léalo justo antes de la entrevista para refrescar su memoria. También revise la página de LinkedIn de la compañía, la página de Facebook y el feed de Twitter, si tienen uno.

No prestar atención

No se distraiga durante una entrevista. Asegúrese de estar bien descansado, alerta y preparado.

Distraerse y perderse de una pregunta se ve mal. Si se desconecta, su empleador potencial se preguntará cómo podrá mantenerse concentrado durante un día en el trabajo, si ni siquiera puede concentrarse durante una entrevista.

Si siente que su atención se desvanece, haga un esfuerzo por mantenerse comprometido. Mantenga el contacto visual, inclínese ligeramente hacia adelante cuando hable con su entrevistador y haga un esfuerzo activo para escuchar

Si bien es posible que no tenga problemas para prestar atención en una entrevista individual en una oficina privada, es más difícil mantenerse en sintonía con el entrevistador cuando se reúne en un lugar público o cuando son entrevistas grupales

Hablar demasiado

No hay nada peor que entrevistar a alguien que sigue y sigue hablando. El entrevistador no necesita conocer la historia completa de su vida. Mantenga sus respuestas concisas, directas y enfocadas y no divague, simplemente responda la pregunta.

No se desvíe y no empiece a hablar sobre su vida personal; su cónyuge, su vida familiar o sus hijos no son temas en los que deba profundizar. No importa cuán cálido, acogedor o afable sea su entrevistador, una entrevista es una situación profesional, no personal.

Dudar de sus habilidades

En una entrevista de trabajo, algunas preguntas estarán relacionadas con conocimiento previo o con las habilidades más importantes para el perfil del trabajo.

Si da una respuesta que demuestra que no está seguro de poder cumplir una de las funciones o tareas esenciales del trabajo, el entrevistador también comenzará a dudar de que usted sea la persona adecuada.

En su lugar, debe procurar hacer énfasis en sus puntos fuertes. Proporcione evidencia o mencione un ejemplo que muestre qué tan bien manejó un desafío similar en el pasado, de acuerdo a sus habilidades. 

Hablar mal de sus antiguos compañeros o empresa

Es común que, durante una entrevista, algunas preguntas se refieran a su trabajo y responsabilidades actuales. Entonces, al responder, los candidatos a menudo se refieren a cómo están trabajando ahora, o con quién trabajan y, ocasionalmente, alguien hace un comentario negativo sobre un colega, jefe o supervisor.

En caso de que le pregunten, nunca haga comentarios negativos sobre su empleador, colegas o supervisores actuales o anteriores

Es posible que haya tenido una supervisión deficiente o un jefe desafiante, pero la entrevista no es el lugar para discutir eso.Si se encuentra en esa situación, enumere algunas experiencias positivas que haya tenido en su lugar de trabajo actual.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.