| 12/18/2018 5:46:00 PM

Aprenda más de los conflictos laborales, en vez de ser ‘buena onda’

Las confrontaciones no son siempre lo más cómodo y reconfortante del mundo. Sin embargo, si usted es de los que cree que es mejor evitar los conflictos y ser “paz y amor” todo el tiempo, especialmente en el trabajo, le contamos por qué está equivocado.

Por qué es mejor saber manejar el conflicto y no ser solo buena gente (Getty Images)

El conflicto no es exactamente algo que disfrutemos. A menos que tengamos una adicción psicológica a ser dramáticos. En cuyo caso es posible que desee buscar una intervención terapéutica.

Pero en general, la mayoría de nosotros buscamos una vida libre de conflictos en la que las personas nos quieran y acepten. A muy pocas personas les gusta ser odiadas. La mayoría quiere encajar, ser validadas y aprobadas por otros ... lo cual es muy normal. Pero, ¿qué sucede cuando este deseo de evitar el conflicto se vuelve patológico?

La respuesta es que nos volvemos complacientes con las personas, sacrificando nuestra autenticidad para encajar con los demás. No solo eso, sino que al evitar el conflicto constantemente, incluso podemos comenzar a adoptar un enfoque de la vida de "sólo buenas vibras". Por esto es tan importante ser conscientes de la inteligencia emocional, y de saber cómo la aplica en su día a día.

En la superficie, el pensamiento positivo eterno parece bastante armonioso, pero la adopción de esta filosofía de vida de "solo actitudes positivas" en realidad es una de las más perjudiciales que pueda adoptar, tanto emocional, psicológica y espiritualmente.

¿Por qué? Porque cuando estamos atrapados en el ciclo de buscar vibraciones positivas y evitar conflictos, en realidad no estamos creciendo como personas. No solo eso, sino que podemos convertirnos en "negativi-fóbicos", lo que significa que desarrollamos una fobia alrededor del conflicto que puede resultar en un comportamiento bastante extremo e irónicamente negativo.

Aletheia Luna, mentora espiritual, escritora profesional y coautora del blog Loner Wolf, afirma que a la gente no le gusta el pensamiento crítico. “El pensamiento crítico generalmente se percibe como algo "negativo" y desagradable. Cuestionar y señalar fallas y falacias lógicas es algo que generalmente se desaprueba y se evita casi de inmediato, junto con la persona, que se percibe como un "troll", "creador de problemas" o "persona argumentativa"”.

Por lo que afirma que la mayoría de las personas en las comunidades "espirituales" y de autoayuda tienden a ser altamente reactivas ante cualquier forma de conflicto emocional. “Es como si el ego espiritual que las personas adoptan añadiera una capa adicional de dificultad para lidiar con la negatividad. Desarrollamos estos fuertes ideales y creencias sobre la vida basados ??en retórica como "todo es amor", "amor y luz", "piense pensamientos felices", y cuando alguien aparece con algo contrario, nos sorprendemos.

Esto se explica por dos sentimientos: el miedo y la ira. “Miedo de que podamos estar equivocados. Temor de que nuestras creencias espirituales ya no estén pacificando o creando una burbuja de confort a nuestro alrededor. Y la ira porque instintivamente queremos defendernos, al ego no le gusta ser desafiado o refutado. El ego quiere sentirse espiritualmente justo; quiere la pereza de "buenas vibraciones solamente" porque no hay desafío y por lo tanto no hay amenaza”, señala.

Pero querer y desear “solo buenas vibraciones” significa que estamos en un estado constante de resistencia a la realidad. Tratar de crear una vida de "solo buen humor", aunque comprensible (especialmente si ha luchado con mucha tristeza, pérdida y odio hacia sí mismo en el pasado), limita su crecimiento en todos los niveles.

¿Por qué el conflicto es un maestro poderoso?

Según la australiana, autora de varios libros como “Camino empático despertado: la guía definitiva para la curación emocional, psicológica y espiritual”, estas son las razones por las que el conflicto es necesario.

-Ayuda a desarrollar activamente más paciencia con los demás.
-Ayuda a "ver más allá del velo" de las acciones de otros y a desarrollar una visión más profunda y comprensiva de ellas.
-Revela sus propias áreas de vulnerabilidad e inseguridad.
-Puede indicar dónde está realmente equivocado y dónde puede crecer más.
-Es una forma de poner a prueba su madurez emocional y espiritual.

Para Luna, hacer que alguien diga "no, está equivocado, y aquí está el porqué" o "eso es totalmente ridículo" es un regalo inmensamente valioso. Incluso si la persona no viene de un lugar consciente o humanitario, es un regalo experimentar el conflicto por los demás, ya que revela la verdad sobre nosotros mismos.

Por lo que si aplicamos las creencias del conflicto a nuestro crecimiento personal y laboral, la próxima vez que alguien en su lugar de trabajo lo amenace mental o emocionalmente, lo desafíe o lo insulte, encontrará en esto una lección. Además, hay muchas otras formas en las que puede lidiar con este tipo de comportamientos, especialmente si en su oficina existe una persona tóxica.

Pasos para abrazar el conflicto:

#1. Deténgase y respire hondo. Aléjese si es necesario y tómese unos momentos para pensar y luego responder.

#2. Pregúntese: “¿Qué me está enseñando esta persona o situación en secreto?” Claro, la persona podría estar actuando como un imbécil, pero ¿qué mensaje se está ocultando a través de sus acciones?

#3. Sea curioso y mire las emociones que surgen a través de su cuerpo. Examine los pensamientos en su mente. Si es necesario, tome nota de cómo se siente. Para hacer esto, necesita practicar la atención plena o Mindfulness.

#4. Pregúntese: “¿Qué está realmente oculto detrás de la ira de esta persona?” Trate de pensar en todas las razones posibles por las que la persona está tratando de lastimarlo.

Por ejemplo, tal vez tiene una autoestima muy baja. Quizás se sienta sola y quiera atención (ya sea buena o mala). Tal vez simplemente pasó por una ruptura o uno de sus seres queridos acaba de morir. Puede ser que esté experimentando un día estresante o se sienta enojado y triste por la vida. Esté abierto a explicaciones alternativas.

#5. Si se activa emocionalmente, reflexione sobre la experiencia. ¿Qué tenía la persona que tanto lo enfureció? En lugar de culparlos por cómo se siente, intente encontrar la oportunidad de crecimiento que se le presenta.

#6. Comprenda que todo comportamiento poco amable, cruel y abusivo tiene su raíz en el dolor. “Cuando hablo de dolor me refiero a dolor emocional como tristeza, soledad, vacío y miedo. Una vez que pueda entender esto por usted mismo, podrá mantener la calma. En lugar de huir o evitar el conflicto, lo enfrentará y entenderá lo que está detrás de él con compasión o al menos comprensión”, concluye la experta.

Por otro lado, estos son los 9 signos de que usted puede ser un negativi-fóbico

-Evita a toda costa a las personas o situaciones que crean sentimientos incómodos en usted.
-No puede manejar bien la crítica (incluso si es una crítica bien intencionada) sin sentirse molesto.
-Se siente inusualmente a la defensiva o en guardia alrededor de otros.
-Es muy sensible a las opiniones y pensamientos de la gente sobre usted.
-Intenta intencionalmente bloquear todas las formas de negatividad de su vida.
-Se niega a reconocer sus lados no tan amables y/o fallas.
-Tiende a ser un idealista.
-Siente emociones intensas y abrumadoras como ira, miedo, odio o disgusto cuando se enfrenta a una persona negativa.

¿Con cuántos de estos signos puede relacionarse? Sea honesto. Si quiere llegar a perseguir el éxito, lo más probable es que tenga que enfrentarse a sus miedos y acepte de una vez por todas que “la buena vibra” no lo llevará a ningún lado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.