| 10/27/2020 10:49:00 AM

Por qué nunca debe trabajar solo por el dinero

Aunque todos trabajemos para ganar dinero, trabajar con el dinero como fin último puede tener consecuencias negativas en su crecimiento profesional, en su enfoque a futuro y hasta en su salud.

Por qué nunca debe trabajar solo por el dinero Por qué nunca debe trabajar solo por el dinero

De una u otra forma todos trabajamos para ganar dinero, pues si no lo hicieramos, no podríamos satisfacer todas nuestras necesidades básicas como tener dónde vivir o qué comer.

Sin embargo, no es buena idea vivir una vida y tener un trabajo que esté controlado completamente por el dinero. De hecho, se estima que una persona destina el 70% de su vida al trabajo, por lo que es importante sentirse a gusto y apasionado con lo que se hace, no hacerlo sólo por el dinero.

Un estudio de la firma consultora Plurum encuestó a 45.000 colombianos de más de 60 compañías nacionales y multinacionales y encontró que 8 de cada 10 asalariados no son felices en su trabajo, mientras que 40% de los trabajadores no se sienten valorados y estarían dispuestos a buscar nuevas oportunidades. 

Estos resultados demuestran que por muy importante que sea el dinero, también es escencial sentir que el trabajo que hacemos es valioso y nos hace sentir apasionados y felices. 

Si bien el dinero es maravilloso, pues genera bienestar y mejor calidad de vida, este no debería ser el fin último y definitivamente no es la fuente de la felicidad ni de la completitud. 

Varios estudios han demostrado que el dinero y la felicidad no van de la mano e, inclusive, se ha dicho que el dinero tiene rendimientos decrecientes, lo que significa que una vez se alcanza cierto nivel de ingresos, ganar un poco más no va a hacer la diferencia en la felicidad de una persona. 

Estas son algunas razones por las que nunca debería trabajar sólo por el dinero.

Nunca ganará suficiente dinero

Cuando se trabaja por el dinero, por mucho que gane, nunca será suficiente. 

Incluso si usted es el empleado mejor pago en su cargo, se sentirá mal pagado. Por lo tanto, siempre se quejará de su salario y hablará de cómo a otra persona le pagan mucho más. Como resultado, estará infeliz e insatisfecho.

Al tener al dinero como fin último, nunca estará satisfecho con lo que tiene hoy, siempre pensará en el mañana y será incapaz de disfrutar su presente. 

Job hopping: buscará cambiar de trabajo constantemente

Job hopping es el nombre que se le da al fenómeno en el que se cambia rápidamente de trabajo o de profesión en un corto periodo de tiempo. 

Este comportamiento se ha hecho popular entre los trabajadores de la generación millennial y, aunque puede ser bueno para adquirir nuevas habilidades y encontrar su verdadera vocación, lo cierto es que cuando se cambia repetitivamente de trabajo con el fin único de ganar más dinero, puede tener consecuencias negativas como el estrés, falta de estabilidad, generar desconfianza en sus próximas entrevistas y perderse la posibilidad de especializarse en aquello que le apasiona. 

Convertirse en un esclavo del dinero

Las personas pasan gran parte de su día trabajando a cambio de un salario, para así,  poder comprar comida y algunos caprichos; y muchas veces tienen miedo de perder el trabajo y hacen lo que les dicen sin reprochar, pese a que a veces no están felices con su situación actual.

Además, una vez pueden pagar un estilo de vida con su salario, no quieren perderlo, por lo que, sin importar que su trabajo no los haga felices, deciden hacerlo. 

La situación se pone peor si tienen deudas y no tienen ingresos diferentes a su salario. En ese punto son completamente esclavos del trabajo, pues sin él, quedarían sin el dinero que los sustenta, que paga las facturas y las cuotas de la deuda mes a mes. 

Sufrir el síndrome de burnout

Cuando trabaja sólo por el dinero, es probable que desarrolle enfermedades y síndromes perjudiciales para su salud, no sólo física, sino también mental.

El síndrome de brunout, o del trabajador quemado es una combinación entre el agotamiento físico y mental que surge debido al estrés y a las presiones del trabajo. 

El síndrome se caracteriza por la falta de motivación para cumplir con las labores diarias y por tener cambios en el estado de ánimo que aumentan su sensibilidad. 

Cuando hacen falta otro tipo de motivaciones para trabajar, además del dinero, es probable que pueda sufrir este síndrome. 

Corre el riesgo de estancarse

Cuando solo trabaja por el dinero, es menos probable que aprenda y se desarrolle en su trabajo. Si está en su zona de confort y gana la cantidad de dinero que cree que es justa, está en piloto automático haciendo el esfurzo mínimo. 

De hecho, si se piensa desde una perspectiva utilitarista, puede ganar más dinero a largo plazo si se concentra en desarrollar sus habilidades y conocimientos. 

Pero cuando el dinero es el factor decisivo para aceptar un trabajo, y no está realmente apasionado, se volverá indiferente. Pensará, ¿por qué debería dedicar tiempo a mejorar mis habilidades? Desarrollarse ya no será importante. 

Es fundamental repensar el concepto de trabajo. Separamos la vida y el trabajo con demasiada frecuencia y este último se considera una forma de ganar dinero para poder vivir la vida que desea. Pero la verdad es que pasamos mucho tiempo en el trabajo. Entonces, qué tiene más valor ¿el tiempo y la felicidad o el dinero per se?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.