| 8/3/2020 11:47:00 AM

¿Qué deben aprender los niños sobre el dinero? 5 lecciones esenciales

¿No sabe cómo empezar a enseñar a sus hijos sobre el dinero? Estas recomendaciones le pueden servir para dialogar con los menores.

¿Qué deben saber los niños sobre el dinero? 5 lecciones esenciales ¿Qué deben saber los niños sobre el dinero? Foto: 123RF

Darles educación financiera a los niños es muy importante, pues, a futuro, esto les servirá para tener bases de cómo manejar el dinero cuando les corresponda.

Para entender conceptos más complejos como las tasas de interés o las amortizaciones, y usar adecuadamente los diferentes productos y servicios de la banca, es importante tener una base solida de educación financiera.

A pesar de que en los últimos años Colombia ha hecho esfuerzos para disminuir la brecha bancaria, en el país solo el 32% de los adultos tienen educación financiera, según una encuesta de Global FinLit.

Aprender es más sencillo en las edades tempranas de la vida, por ello, lo esencial sobre el dinero debe enseñarse desde que somos niños. Aquí le enseñaremos cinco lecciones básicas sobre el dinero que los niños deben aprender en su camino hacia la edad adulta y hacia la independencia financiera.

    La noción básica del dinero

    Lo primero es explicarles qué es y para qué sirve el dinero. El dinero es un medio de intercambio, es un símbolo que representa el valor de las cosas. Esos símbolos los vemos en forma de billetes, monedas o tarjetas de crédito y débito; y nos sirven para comprar todo lo que necesitamos y queremos. 

    La mejor forma para explicarlo es a través de ejemplos y juegos, se puede hacer con ejemplos teóricos, contándoles la historia del dinero; y con ejemplos prácticos, utilizando billetes de juguete.

    Además, es importante enseñarles que el dinero no tiene moral, es decir, el dinero no es ni bueno ni malo, sólo es un medio de intercambio, y cada persona decide la forma en que lo utiliza.

      El dinero no es infinito

      Es fundamental que los niños sepan desde su edad temprana que el dinero no sale de la nada, sino que hay que trabajar para obtenerlo. Que no hay fondos ilimitados, es decir, el dinero no se puede imprimir y no crece en un árbol.

      Una buena forma para enseñarles esta lección es ponerles pequeñas tareas, que no sean obligaciones del hogar, para que consigan su propio dinero.

      Adicionalmente, como el dinero no es infinito, tenerlo implica responsabilidad. Si ellos tienen una mesada de, por ejemplo, 15 mil pesos para toda la semana, pero lo gastan todo en un solo día, tienen que saber que los siguientes 6 días no tendrán efectivo, usted debe desentenderse y no darles más hasta la siguiente mesada. Así aprenderán a distribuir el dinero y a no derrocharlo.   

      De igual forma, es importante que los niños sepan que no por pedir algo lo van a tener al instante, que en la vida deben ganarse las cosas. Así, desde pequeños deben saber que endeudarse con una tarjeta de crédito para tener una satisfacción inmediata tiene repercusiones futuras y que es preferible ser pacientes y ahorrar. 

      La importancia del ahorro

      Para los niños ahorrar por ahorrar no tiene sentido, ellos deben tener un motivo por el cual hacerlo, para que cuando lo alcancen, entiendan la importancia del ahorro y sientan la satisfacción de haber conseguido lo que querían por sus propios medios.

      Deben aprender sobre las satisfacciones de largo plazo para que cada vez que tengan dinero, no lo gasten en seguida, sino que planifiquen para el futuro. Por ejemplo, para comprar el juguete que quieren, una consola de video juegos o un celular.

         Los niños deben tener un objetivo de ahorro para que entiendan su importancia. Los niños deben tener un objetivo de ahorro para que entiendan su importancia. 

        El fin del dinero

        Los niños tienen que aprender a identificar entre lo que quieren y lo que necesitan. El dinero debe cubrir primero las necesidades básicas y luego los deseos.

        Es bueno que los niños sepan cómo sus padres distribuyen el dinero en el hogar, pagando primero los servicios, el arriendo, comprando comida, pagando la educación; y después, si pueden, hacer gastos en cosas que no son de primera necesidad.

        Una buena forma de enseñarles es llevarlos a comprar, mostrarles las cosas esenciales y pedirles que señalen aquellos productos que quieren pero que no son la primera opción.

        Además, es importante que sepan que tener dinero no implica ser feliz y que también se debe usar para ayudar a los demás.

        Así, también deben saber que no todas las personas tienen la misma capacidad económica y deben ser conscientes de la realidad económica de su familia y de las personas en la sociedad.

        ¿Tiene algo que decir? Comente

        Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.