| 1/4/2019 8:42:00 AM

¿Empezó el 2019 sin trabajo? Esto es lo que debe hacer

Uno de los grandes retos que puede enfrentar cualquier persona es encontrarse desempleado. Y con los cambios en el mercado laboral de los últimos años, los despidos se han vuelto casi que pan de cada día. Por eso es muy importante que se encuentre preparado, ya sea que quiera volver a encontrar empleo o, por otro lado, emprender.

Qué debo hacer si empece el 2019 sin empleo (Getty Images)

Diciembre y enero suelen ser los meses más temidos por los trabajadores. Por lo general es la época en la que la mayoría de contratos pueden darse por terminados, o incluso puede significar el fin de una empresa, y con ella, el trabajo de todos sus empleados.

Ya sea que su compañía sufrió una reestructuración, salió por motivos personales o simplemente lleva varios meses en búsqueda de oportunidades, tenga en cuenta que como todo cambio, este proceso conlleva varios desafíos.

A cierre de noviembre, de acuerdo con el Departamento administrativo nacional de estadística (DANE), la cifra de desempleo del país cerró en 8,8%, 0,4 puntos porcentuales más a comparación con el mismo mes del 2017, evidenciando que más de 2.150 colombianos se encontraban en búsqueda de empleo.

Y a cierre del tercer trimestre del año, el número de personas desempleadas aumentó en 4,3 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año inmediatamente anterior, cerrando en 2.378 personas.

Así que si usted hace parte de esta cifra, reconozca que hará parte de un proceso largo que demanda dedicación, paciencia y tiempo, tres aspectos exigentes si se tiene en cuenta que los gastos y las responsabilidades en casa no se detienen.  

Por otro lado según un estudio de la Universidad del Rosario sobre los patrones de satisfacción laboral urbana en Colombia, en términos de insatisfacción en su trabajo actual, el 11.3% de los asalariados se declaran insatisfechos en su trabajo actual (hombres 10.7% y mujeres 12.19%) y el 16.4% de los ocupados cuenta propia (hombres 15.8% y mujeres 17.0%).

Las 4 etapas del desempleado

Como cuando usted termina una relación o sufre algún duelo, salir de un trabajo del cual ya estaba acostumbrado puede causar un gran impacto. De acuerdo a César Escobar, Coach Laboral y Autor del libro “Aprenda a buscar trabajo y empiece a escoger ofertas”, el ciclo del desempleo al empleo pasa por cuatro estados:

#1.  Afán

En la primera etapa, la presión económica y social obliga a la persona a buscar rápidamente una nueva oportunidad, ya que sienten la necesidad de encontrar un trabajo como sea. “En este afán, el sujeto pone toda la acción en terceros, pensando que le van a salvar el pellejo, dejando de lado elementos importantes, como es el autoconocimiento y la investigación de mercado”, dice. Por esos estas personas suelen cometer 3 errores típicos:

-Mandan a arreglar su hoja de vida pero la dejan muy genérica, y luego la distribuyen por toda la ciudad sin importar que no tenga ningún enfoque.

-Responden lo que creen que quieren escuchar los reclutadores en la entrevista.

- Hacer un “networking” abusivo, es decir buscan a todos los amigos y conocidos para decirles “si sabe algo, me avisa” “estoy buscando en lo que sea”, en pocas palabras pone al amigo a buscar por él.

#2.  Desconfianza:

“Después de pasados unos meses en el que aún no se ha logrado el objetivo, el individuo entra en una depresión propia de la búsqueda de trabajo, echando la culpa de sus males a su entorno, lo que termina afectando su autoestima”, señala. Esto conlleva a una profunda desconfianza que se expresa contra 3 actores: el país, el mercado y su condición.

#3.  Reestructuración:

Algunas personas llegan a la conclusión que, para tener una búsqueda laboral exitosa, necesitan estrategia. Para tener estrategia, necesitan enfoque. Por eso se toman una tregua, un espacio personal donde pueden descubrir su objetivo laboral y establecer acciones concretas para lograrlo.

En este proceso la persona arma su identidad laboral, tras un proceso de autoconocimiento que le permite establecer su valor agregado. Ese mismo es comprobado haciendo una investigación de mercado que le permita saber dónde su valor agregado es necesario, útil y valorado.

#4.  Gestión:

En la última etapa, la persona busca trabajo, pero de forma estratégica y enfocada. Se dedica a dos actividades: preparación y conexión.

Al conocer las competencias requeridas en los lugares donde quiere acceder, entra en un proceso de prepararse en las competencias que le hagan falta y afirmar aquellas que ya tenía. La persona entiende el concepto de que “estar desempleado no quiere decir estar desocupado”.

“Empieza a realizar un “networking” mucho más enfocado. La persona está buscando información y presenta una actitud diferente a la de tratar de “embutir” la hoja de vida a todos”, puntualiza.

¿Qué hacer si tiene más de 40 años?

El 7,1% de los desempleados colombianos corresponde a la población entre los 41 y 60 años. Un panorama desafiante, en el cual tener 40 años pareciera ser una desventaja a la hora de competir por una vacante.

Por eso es importante que sepa cómo debe enfrentarse a un proceso de selección. A la hora de presentarse a una entrevista laboral, tenga que cuenta que en el currículum debe hacer énfasis en su experiencia, estabilidad y conocimientos, factores que sí influyen en la selección.

De hecho, Esther León, psicóloga y facilitadora de la Agencia de Empleo y Emprendimiento de Compensar, asegura que actualmente a la hoja de vida no se deben agregar datos como el número de documento, estado civil, fotos, ni edad porque las empresas se enfocan en las competencias. Vea qué otras palabras debería eliminar de su currículum.

Por eso, si usted tiene más de 40 años y aspira a un nuevo trabajo, siga estos consejos:

-Crea en usted mismo: confíe en sus capacidades y habilidades. Demuestre confianza y seguridad ante el entrevistador.

-Actualícese: aunque su experiencia ya es robusta, es mejor que no se confíe. Manténgase a la vanguardia de las tendencias del mercado laboral.

-Tenga claro sus proyectos: este es el momento para definir en qué campo laboral se quiere reubicar. Replantee sus objetivos profesionales.

-Amplíe sus fuentes de búsqueda: no envíe su currículum a una sola empresa. Apúntele a compañías que buscan personas de todas las edades como las organizaciones que siguen los Principios Rectores sobre las Empresas y los Derechos Humanos.

-Cree una buena hoja de vida: no agregue todos los empleos que ha tenido, resalte los tres o cuatro asociados a la oferta laboral a la que aplicó, así como las competencias requeridas para ese cargo.

Por otro lado, recuerde que de acuerdo con la Ley 1636 de 2013, usted puede acceder a un subsidio de desempleo, una herramienta que puede darle un poco de tranquilidad durante un semestre, en el cual recibe aportes a salud y pensión sobre el salario mínimo, bonos de alimentación, entre otros. Aprenda aquí un poco más sobre su funcionamiento.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.