| 10/25/2018 4:31:00 PM

¿Por qué las mujeres están ganando igual que los hombres gracias a los 'Millennials'?

Esta población ha hecho posible que la brecha salarial de género vaya cada vez más en descenso, gracias a las nuevas dinámicas laborales que los caracterizan. Estas son las causas y las cifras del cambio.

¿Se ha reducido la brecha salarial entre hombres y mujeres más jóvenes? (Getty Images)

Hace algunas décadas, era casi imposible ver a una mujer ocupando un puesto directivo en alguna empresa. E incluso, su trabajo era considerado menos importante, por lo que a pesar de realizar las mismas tareas asignadas a un hombre, su ingreso siempre era inferior.

Por ejemplo, no fue sino hasta 1924 que la primera mujer latina pudo votar en unas elecciones, o hasta 1937 cuando Valentina Tereshkova se convirtió en la primera mujer en ir al espacio,o hasta 1940 cuando Khertek Anchimaa-Toka fue la primera mujer presidente del mundo, en la República Popular de Tannu Tuvá.

Pero hoy en día, debido a que las formas de trabajo han cambiado considerablemente gracias a la tecnología y a la economía colaborativa, podemos decir que esta problemática es (casi) periódico de ayer.

Le puede interesar: Video: ¿Cómo reconocer las barreras de género en su empresa?

El más reciente estudio de compensación Total Remuneration Survey 2018 -TRS realizado por Mercer, consultora de recursos humanos, demuestra que en Colombia viene disminuyendo la brecha salarial entre hombres y mujeres.

“Cada vez más mujeres en Colombia se encuentran en posiciones de liderazgo, y según los hallazgos de nuestro estudio, la brecha salarial se ha ido disminuyendo para estar hoy en un 12%, cuando antes superaba el 30%”, agrega Octavio Gallardo, líder de consultoría de Mercer para Colombia, Centroamérica y Caribe.

El porcentaje de participación de ambos géneros viene cambiando drásticamente con el pasar de las generaciones. En la generación X, es decir personas entre los 36 y 50 años, el 62% de la oferta laboral está ocupada por hombres y 38% por mujeres.

En los ‘Baby Boomers’, personas de 50 años en adelante, las cifras son mucho más excluyentes; un 74% lo ocupan hombres y solo un 26% las mujeres. Mientras que los ‘Millennials’, personas entre 21 y 35 años, el 57% son hombres y el 43% son mujeres.

“Creo que es un tema que ha venido evolucionando en las compañías en la manera de asimilar los paradigmas que se tenían a la hora de contratar a un hombre o a una mujer. Por ejemplo, la generación Z, que son las personas de 18 a 21 años que hasta ahora están empezando en su vida laboral, vemos que estos porcentajes son 50% y 50%, algo que demuestra que los jóvenes están cambiando la forma de ver de las empresas”, afirma Gallardo.

Los ‘Millennials’ representan el 96% de la fuerza laboral actual, y antes las compañías pensaban que las nuevas generaciones eran inestables laboralmente, que llegaban un trabajo y renunciaban. Pero ahora las empresas se están empezando a dar cuenta que deben generar procesos de retención de este tipo de fuerza laboral, que sin duda no corresponden al ideal de 8 am a 5 pm del trabajo tradicional.

“Recordemos que los ‘Baby Boomers’ vienen trabajando desde hace 40 años con un esquema diferente, todos estos temas de oportunidades iguales antes desafortunadamente no se valoraban. Los nuevos líderes que están llegando le están aportando a todos estos temas de diversidad, inclusión y equidad”, afirma.

Allí vemos cómo técnicas como el teletrabajo, ‘home office’, el desarrollo de habilidades tecnológicas, los paquetes de remuneración por resultados y las bonificacion por desempeño hacen parte de la transformación.

Siga leyendo: 10 excusas "patéticas y arrogantes" que se usaron para no nombrar mujeres en cargos ejecutivos

No todo está hecho

Una investigación del Banco Mundial reveló que la falta de educación en las mujeres genera atrasos en productividad que podrían alcanzar los $30 billones de dólares, debido a que en el mundo hay 132 millones de niñas con edades entre los 6 años y los 17 años, de las cuales el 75% son adolescentes y aún no asisten a un colegio.

“El principal reto para el sistema de relaciones laborales colombiano está dado por el reconocimiento de las actividades de la denominada economía del cuidado como forma de trabajo social y económicamente relevante, la incorporación de acciones afirmativas para la realización de los principios de equidad ocupacional y salarial, y la promoción de la inversión de los patrones culturales que determinan la discriminación por género en nuestro país”, relata Iván Jaramillo, profesor de derecho laboral de la Universidad del Rosario.

Pero aunque es importante advertir que la mentalidad de las nuevas generaciones está permitiendo disminuir la brecha salarial, aún queda mucho trecho por recorrer. El estudio “Mujeres, tenemos un problema. Directivos, llegó el momento de sentarse a conversar” realizado por Right Management a un total de 4.433 personas de entre 25 y 55 años provenientes de 15 países, reveló que las mujeres aún siguen temiendo sentarse con sus jefes para pedir iguales condiciones laborales.

“Uno de los principales hallazgos del estudio afirma que sólo una de cada cuatro mujeres ha tenido una conversación sobre su carrera profesional, y sólo una de cada cinco mantiene estas conversaciones con sus jefes. Para poder generar cambios drásticos ante este panorama es clave entender que la conversación sobre la carrera profesional es la oportunidad perfecta para reafirmar fortalezas y alinear los objetivos y motivaciones de la persona, así como para orientar el futuro de su vida laboral”, explica Patricia Vargas Rojano, Gerente de Right Management Colombia de ManpowerGroup.

Precisamente por ello, preguntas como ¿quién es usted?, ¿cómo encaja?, ¿qué se espera de usted?, ¿cómo se reconocerá su talento y contribución a la empresa?, ¿cómo lo está haciendo?, ¿qué viene después?, ¿qué habilidades debe desarrollar profesionalmente y cómo debería hacerlo?, son importantes al momento de evaluar su cargo en la empresa.

El estudio concluye que, a hoy, el 40% de las mujeres desearía tener más conversaciones acerca de sus oportunidades de crecimiento. Por eso, aunque con el pasar de los años las compañías empiecen a adaptarse al comportamiento de los ‘Millennials’, es importante que se mantengan conversaciones sobre la carrera profesional y el rol de la mujer en el trabajo desde el día a día.

FP recomienda: 5 lecciones de emprendimiento para las mujeres que quieren tener su propio negocio

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.