| 5/31/2018 4:16:00 PM

Tips para perderle miedo al emprendimiento

Es momento de que comience a analizar si está listo para tener su propio negocio y lograr esa independencia anhelada.

Trabajo, Cómo dejar mi trabajo y ser independiente. Istock Photo

¿A quién no le ha pasado que, al momento de levantarse y mirar por la ventana, ve que está lloviendo y rogaría quedarse mejor en casa, haciendo lo que le gusta, sin tener que ir hasta su oficina a trabajar o aguantarse a ese compañero molesto?

Muchas veces por nuestra cabeza se ha cruzado la idea de ‘abandonarlo todo’, y cuando hablamos de esto, nos referimos a dedicarse a algo que lo apasiona, a esa idea que tiene desde hace mucho tiempo pero no ha podido desarrollar, a ser usted quien decida sus metas y sus objetivos y no un presupuesto impuesto en la empresa de otro.

Pero para lograrlo hay que atravesar varias barreras y la primera es el miedo. Algo natural cuando de iniciar un proyecto se trata, y entendiendo que los ingresos estarán dependiendo del éxito que tenga esa idea que le viene rondando.

A continuación le vamos a dar unos tips para que revise en qué etapa del proceso va y pueda lanzarse al ruedo de manera exitosa:

Siga leyendo: El error que cometen los microempresarios con sus negocios

#1. Definir la idea de negocio y sus requerimientos

Inicialmente usted debería organizar no solo su idea sino sus finanzas personales, ya que ese miedo inicial puede ser por cualquiera de estas dos razones: La idea y su impacto en el mercado, o el tema de su solvencia financiera. Por esta razón es necesario que antes de abandonarlo todo haya ahorrado lo suficiente para poder lograr tener un capital inicial, que no solo cubra lo de su nueva empresa, sino que le permita seguir viviendo por lo menos un tiempo prudencial.

En cuanto a la idea de negocio es necesario que haga una evaluación minuciosa de su idea y sus posibles afectaciones. Para ello no es suficiente con encontrar su verdadera pasión, hay que pensar si esa actividad es a la que quiere dedicarse de ahora en adelante todos los días y todas las horas.

#2. Realice un estudio de mercados (pregúntele a sus amigos y familia sobre su idea)

Es necesario hacer el análisis de si la gente realmente pagaría por esa idea, ya que en algunas ocasiones lo que para nosotros puede ser algo realmente exitoso, para los demás puede ser ciertamente algo muy malo o simple. En este punto es fundamental el estudio de mercados que pueda realizar entre sus conocidos, familiares y amigos, ya que éstos serían sus clientes potenciales. Es muy necesario estar muy atento a sus observaciones, necesidades y halagos, ya que de ahí puede o mejorar o cambiar su producto.

#3. Inicie siendo pequeño

Si usted se encuentra trabajando, es mejor que primero tenga su negocio de manera pequeña, para que siga recibiendo un ingreso fijo y pueda dejar que la idea se vaya estableciendo. Así que haga que su proyecto vaya creciendo de manera gradual para que así mismo pueda ir corrigiendo errores y mejorando en todos los aspectos.

La mejor manera de hacerlo es de acuerdo a los recursos que tenga disponibles, ya que si no los posee, es mejor no endeudarse ya que el estar pendiente de esos recursos le alejará de sus verdaderos objetivos, adicionalmente, los gastos cada vez generarán más gastos, por lo que estará en un círculo vicioso que no le permitirá ver, tal vez nunca, utilidades.

Le puede interesar: Consejos para lograr que su empresa familiar trascienda en el tiempo

#4. Piense en un plan de mercadotecnia

Así mismo, hay que tener en cuenta que la mercadotecnia en la actualidad depende en gran parte de las redes sociales, así que para dar a conocer y mantener vigente su producto es necesario estar muy al día en ellas. Adicionalmente, las prácticas tradicionales de un buen logo y una excelente imagen son fundamentales.

#5. Requerimientos legales

Tenga en cuenta siempre cómo será su negocio (sociedad anónima, unipersonal, etc) porque de acuerdo a esto su registro ante las entidades y su respectiva legislación como sus obligaciones tributarias estarán de acuerdo a esta figura. Sea cuidadoso y desde el principio verifique qué requerimientos de aprobación por entidades gubernamentales necesita. Hay establecimientos que sin estos procesos no pueden funcionar.

#6. Evaluarse es fundamental al inicio y durante el proceso

Es necesario realizar evaluaciones periódicas para analizar no sólo el producto sino la manera como se está desarrollando el negocio. Para ello reciba toda clase de críticas y haga los ajustes que sean necesarios, para que el crecimiento sea gradual pero estable. Si se toman los correctivos a tiempo no habrá lugar de fracasar.

#7. Rodéese de un muy buen equipo

Para la idea que sea, usted necesitará siempre de ayudas extras, sea que usted siga de empleado y necesite quién le ayude en el negocio, o si usted se va a dedicar por completo, siempre existirán áreas que usted no maneje, ya sea la contable, comercial, manejo de redes, etc, así que debe pensar y escoger muy bien las personas ‘aliadas’ que estarán con usted ayudándole a que su idea tenga éxito.

#8. Financiamiento o inversión

En el momento en que comience a crecer, y su negocio comience a mostrar estabilidad, ya puede comenzar a revisar el financiamiento o incluir inversionistas. Para este momento ya su idea estará estable y a pesar de que el riesgo existirá siempre, las probabilidades de éxito serán mayores.

Por último, ¡arriésguese! Si realiza una buena planeación y se organiza bien, no sólo estará logrando sus objetivos sino que se sentirá ganador ya que estará trabajando en su propio negocio y sus propios intereses. No se desanime si tiene dificultades, recuerde que como dicen los abuelos… “¡Roma no se construyó en un día!”

FP recomienda: ¿Qué es el intraemprendimiento y cómo le ayuda a emprender sin irse del trabajo?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.